Colón navegó en estos barcos modernos

Colón navegó en estos barcos modernos


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


Réplicas de barcos de la flota de Columbus navegan hacia el puerto de Panhandle

Morgan y Stephen Sanger tienen la misión de dar vida a la historia visitando un puerto a la vez.

PENSACOLA | Morgan y Stephen Sanger tienen la misión de dar vida a la historia visitando un puerto a la vez. El padre y el hijo son capitanes de la Pinta y Nina, réplicas de los barcos en los que navegó Cristóbal Colón en su viaje de 1492.
Los Sanger viajan a los puertos de los Estados Unidos como parte de una gira educativa. Los barcos llegaron a Pensacola el miércoles con decenas de espectadores reunidos para darles la bienvenida. "Te das cuenta de lo diminutos que son en comparación con los barcos de hoy. Darse cuenta de que la gente se cruzó con ese enorme océano en barcos tan pequeños y ayudó a construir nuestro país, es algo asombroso", dijo Jim Taylor, un hombre de Pensacola que se encontraba entre los que observaban cómo los barcos se acercaban a la bahía de Pensacola.
"Estos barcos no son mucho más grandes que los barcos camaroneros que usamos hoy", dijo Taylor.
La Nina es una réplica a escala exacta, de 65 pies de largo por 18 pies de ancho. La Pinta es un poco más grande que su famoso homónimo.
Los Sanger son de las Islas Vírgenes Británicas, y Morgan Sanger decidió reproducir los barcos Columbus mientras trabajaba en un astillero allí a fines de la década de 1980. El plan original era terminar las tres réplicas a tiempo para el 500 aniversario del viaje de Colón.
"Era un astillero de botes de madera donde reparamos yates muy caros. Tuvimos esta idea para el quincuagésimo aniversario de construir los barcos, los tres barcos de 1492. Eso no funcionó tan bien debido a la financiación", dijo Morgan Sanger.
Solo la Niña se terminó antes de 1992. La réplica apareció en la película "1492: Conquest of Paradise", dirigida por Ridley Scott y protagonizada por Gerard Depardieu. La Pinta se terminó en 2005 en un astillero en Brasil. Los barcos se construyeron con herramientas manuales y muchas de las mismas técnicas que los constructores portugueses iniciaron hace más de 500 años.
Aunque los barcos eran lo último en tecnología para su época, no son muy cómodos para los marineros modernos, dijo Stephen Sanger.
"En el océano abierto, se mueven como un corcho. Tienen un fondo muy redondo y solo tienen un calado de dos metros. Es como una bañera en el océano", dijo.
Capitanear la réplica de Nina le ha dado un profundo aprecio por las habilidades de Columbus y sus hombres.
"Tenemos cartas, tenemos GPS, sabemos a dónde vamos. No tenían ni idea de adónde iban, especialmente en un barco pequeño como este. Navegaban hacia lo desconocido, muchos de ellos pensaban ... iban a caer del borde de la Tierra. Lo llamaron el mar de la oscuridad, pero Colón y algunas de las personas más inteligentes sabían que el mundo era redondo, y sabían que no iban a caer de la Tierra ". él dijo.
Cuando el Columbus zarpó, el Nina tenía una tripulación de 20 a 30 personas con una edad promedio de 16, dijo Stephen Sanger.
También llevaron 20 terneros, 200 gallinas y dos caballos, dijo.
Aunque la nave parece pequeña a los ojos modernos, dijo que era "el transbordador espacial de su época" porque se construyó utilizando la tecnología de construcción naval más avanzada de la época ".
El propósito de la gira es rendir homenaje a los logros científicos de Colón y sus hombres, dijo Morgan Sanger.
"No somos políticos y no estamos haciendo ningún tipo de declaración sobre las creencias de Columbus o la forma en que trataba a la gente", dijo Morgan Sanger.
Sanger dijo que la investigación muestra que Columbus fue duro con su tripulación y en su trato con los nativos.
"No defiendo a Columbus", dijo Sanger.
"Nos adentramos en las habilidades de navegación y en cómo utilizaron los instrumentos más rudimentarios para encontrar el camino de regreso al mismo puerto".
Sanger no tiene planes de recrear el tercer barco de la flota de Columbus, The Santa Maria.
Supervisar dos barcos y sus tripulaciones es un trabajo de tiempo completo. Agregar un tercer barco sería una gran empresa, dijo.
La Niña y la Pinta han pasado el último año viajando por el sistema fluvial de la Costa del Golfo, la Costa Este y el Medio Oeste. Los barcos reanudarán su circuito el próximo año después de un receso invernal.
Los barcos permanecerán en Pensacola hasta el 2 de enero.


1492: Cristóbal Colón, ovnis y el Triángulo de las Bermudas

Varios especiales de televisión lanzados entre 2010 y 2012 sobre el Triángulo de las Bermudas y los ovnis cuentan historias de cómo Cristóbal Colón se encontró con eventos extraños que se parecen mucho a los informes modernos de estos fenómenos extraños. ¿Pero lo hizo?

Las afirmaciones más comunes hechas en estos programas, artículos y libros son: 1) Colón y sus hombres vieron un objeto brillante en forma de disco surgir del océano y volar hacia el cielo, 2) También, en otra ocasión, vieron lo que interpretaron como estrellas girando en el cielo sobre ellos. ahora se supone que es un avistamiento histórico de ovnis, y 3) También vieron lo que se describió como la luz de una vela flotando hacia arriba y hacia abajo en el mar donde no podía haber un incendio. Sorprendentemente, estos eventos se basan en hechos en el registro de Colón, pero se han interpretado de maneras muy cuestionables como lo demostraré. pero primero, un breve momento para hablar sobre el "registro" en sí.

El registro original de los viajes de Cristóbal Colón no se ha conservado para que nadie lo lea. Asimismo, también se ha perdido su diario personal del viaje. Lo que la mayoría de la gente realmente quiere decir cuando dicen "Registro de Colón" es una copia del registro y el diario que hizo un hombre llamado Bartolomé de las Casas [1484 CE - 1566 CE]. Así que no tenemos una declaración directa de las experiencias o pensamientos de Colón. tenemos la declaración de otra persona de lo que sentían que era lo suficientemente importante como para registrar, y eso es de alguien que no navegó con Columbus (¡Bartolomé tenía ocho años cuando Colón hizo su primer viaje!). Sin embargo, el padre y el tío de Bartolomé viajaron con Colón en su segundo viaje, y Bartolomé editó los diarios de viaje de Colón, por lo que estaba en condiciones de tener autoridad sobre la historia de los viajes de Colón. En algún momento de la década de 1530, Bartolomé escribió el Diario del primer viaje de Cristóbal Colón a América. Este Diario del primer viaje incluye tres notas que se han convertido en la base de los informes ahora atribuidos a Colón, dos relacionados con luces extrañas y uno relacionado con un problema de brújula.

Como nota al margen de estos temas extraños, me gustaría señalar un detalle interesante que queda claro al leer el Diario: Colón pasó el viaje mintiendo a su tripulación sobre lo lejos que habían viajado, ¡típicamente diciéndoles que habían cubierto menos de la mitad de la distancia cada día! Esto probablemente fue para evitar que entraran en pánico mientras navegaban mucho más allá de las distancias que habían recorrido antes.

Las luces misteriosas

El Diario contiene dos notas sobre luces extrañas vistas por Colón y su tripulación. El primero ocurrió el domingo 15 de septiembre de 1492:

"Navegaron ese día y esa noche 27 leguas y algunas más en su ruta hacia el oeste. Y en esta noche, al comienzo de la misma, vieron una maravillosa rama de fuego caer del cielo al mar, distante de ellos cuatro o cinco. leguas ".

Muchos estudiosos han asumido que se trataba de un avistamiento de la caída de un meteoro. Este primer informe se ha convertido en la base de las historias de que Columbus y su tripulación vieron cómo se levantaba un objeto brillante. fuera del océano y volar hacia el cielo, generalmente con solo palabras clave citadas del pasaje para enfatizar la extrañeza de la luz, pero también para disfrazar la dirección en la que se vio viajar la luz.
La segunda luz extraña reportada en el Diario se vio el jueves 11 de octubre de 1492, literalmente, apenas cuatro horas antes de que Colón y sus barcos encontraran las primeras tierras de América:

"Después de la puesta del sol, [Colón] tomó su rumbo anterior hacia el oeste. Hicieron unas 12 millas por hora y, hasta dos horas después de la medianoche, hicieron unas 90 millas, que son veintidós leguas y media. Y porque la carabela Pinta era mejor marinero y se adelantó al Almirante [Colón], encontró tierra e hizo las señales que el Almirante había ordenado. Un marinero llamado Rodrigo de Triana vio primero esta tierra, aunque el Almirante, a las diez de la noche, mientras estaba en el castillo de popa, vio una luz, aunque era algo tan tenue que no quiso afirmar que era tierra. Pero llamó a Pero Gutiérrez, el mayordomo del estrado del rey, y le dijo que parecía haber una luz, y que él mirara: y así lo hizo y lo vio. También le dijo a Rodrigo Sánchez de Segovia, a quien el rey y la reina enviaban como veedor [inspector] de la flota, que no vio nada porque no estaba en un lugar donde pudiera verlo. Después de que el Almirante lo dijo, fue visto una o dos veces y era como una pequeña vela de cera que se elevaba y se elevaba, lo que a pocos les parecía una indicación de tierra. Pero el Almirante tenía la certeza de que estaban cerca de tierra, por lo que cuando rezaban la Salve, que los marineros a su manera acostumbran a recitar y cantar, estando todos presentes, el Almirante les suplicó y les amonestó que estuvieran atentos a los castillo de proa y vigilar atentamente la tierra y que al hombre que primero le dijo que había visto tierra le daría luego una chaqueta de seda además de las otras recompensas que los soberanos le habían prometido, que eran diez mil maravedis [monedas de plata] como anualidad a quien deba verla primero ".

Los partidarios de los ovnis han argumentado que el segundo informe no es posiblemente una luz en tierra, generalmente aumentando, o simplemente no indicando, el corto tiempo entre este avistamiento y el primer avistamiento de tierra, o afirmando que se vio la luz. sumergirse bajo el horizonte y, por lo tanto, estaba más lejos y mucho más grande de lo que se suponía anteriormente.
Las teorías anteriores, ya en 1746, tienden a inclinarse hacia la idea de que los barcos de Colón pasaban por islas frente a la costa de Florida y al menos una de estas fuentes menciona el rumor de que el propio Colón recibió el premio por primer avistamiento de tierra. basado en la creencia de Fernando e Isabel de que la luz que vio estaba de hecho en una isla cerca de la costa.

El problema de la brújula

Colón tuvo un problema con su brújula durante el viaje, un problema que se ha utilizado de dos formas intrigantes para respaldar las teorías tanto del Triángulo de las Bermudas como de los ovnis, pero primero, veamos el informe original. La nota del diario del lunes 17 de septiembre de 1492:

"Los pilotos tomaron el norte, marcándolo [los pilotos miraron la estrella polar y lo compararon con el rumbo de la brújula], y encontraron que las brújulas estaban orientadas hacia el noroeste en un punto completo [es decir, once grados y un cuarto] y los marineros Estaban asustados y deprimidos y no dijeron por qué. El Almirante era consciente de esto y ordenó que se marcara nuevamente el norte cuando llegara el amanecer, y encontraron que las brújulas eran correctas. La causa fue que la Estrella del Norte parece moverse y no las brújulas ".

Los marineros de Europa, acostumbrados a trabajar al norte del ecuador, normalmente sabían cómo encontrar la estrella polar en el cielo nocturno para ayudar a determinar sus rumbos. y las brújulas siempre apuntaban a la estrella polar para ayudar a confirmar su utilidad (y la razón de su nombre). Sin embargo, cuando navegaban más cerca del ecuador, el norte magnético y la ubicación de la estrella polar en el cielo nocturno ya no coincidían y cuanto más al sur navegaban, mayor era la variación entre el norte verdadero y la posición de la estrella. Esta situación es lo que angustiaba a los marineros de Colón: ¿deberían confiar en la posición de la estrella o en las brújulas? Colón ya se enfrentaba a la posibilidad muy real de un motín y necesitaba calmar a su tripulación de inmediato. Al ordenar una verificación de los rumbos de la brújula al amanecer, pudieron comparar las brújulas con la ubicación conocida en la que saldría el sol. estableciendo así que las brújulas seguían apuntando correctamente al norte para satisfacción de su tripulación.

Este evento, en algunos casos, se ha caracterizado ahora como energías extrañas y desconocidas en el Triángulo de las Bermudas, lo que hace que las brújulas de Colón giren de manera extraña, sin embargo, no podemos culpar por completo a los autores modernos por esta reescritura de la historia. La historia de la brújula ya estaba siendo dramatizada en exceso ya en 1792:

"El 14 de septiembre [Colón] se asombró al descubrir que la aguja magnética en su brújula, no apuntaba exactamente a la estrella polar, sino que variaba hacia el oeste y, a medida que avanzaban, esta variación aumentaba. Este nuevo fenómeno llenó el compañeros de Colón con terror. La naturaleza misma parecía haber sufrido un cambio y la única guía que les quedaba, para señalarles un refugio seguro de un océano ilimitado y sin caminos, estaba a punto de fallarles. Colón, con no menos rapidez que ingenio , asignó una razón a esta aparición, que, aunque no le satisfizo, les pareció tan plausible, que disipó sus miedos o acalló sus murmullos ".

1792, The American Geography, por Jedidiah Morse

Esta dramatización se volvió más extrema en 1841, cuando Washington Irving publicó su conocida biografía de Colón:

"El 13 de septiembre, por la tarde, estando a unas doscientas leguas de la isla de Ferro, Colón notó por primera vez la variación de la aguja, fenómeno que nunca antes se había advertido. Percibió al anochecer, que la aguja , en lugar de apuntar a la estrella del norte varió alrededor de medio punto, o entre cinco y seis grados hacia el noroeste, y aún más a la mañana siguiente. Impactado por esta circunstancia, la observó con atención durante tres días, y encontró que la variación aumentaba a medida que avanzaba. Al principio no hizo mención de este fenómeno, sabiendo lo dispuesto que estaba su gente para alarmarse, pero pronto atrajo la atención de los pilotos y los llenó de consternación. Parecía como si las mismas leyes de la naturaleza iban cambiando a medida que avanzaban, y que estaban entrando en otro mundo, sujetos a influencias desconocidas. Comprendieron que la brújula estaba a punto de perder sus misteriosas virtudes, y sin esta guía, qué sería de ellos en un océano vasto y sin huellas?

Colón encargó su ciencia e ingenio por razones con las que apaciguar su terror. Observó que la dirección de la aguja no era hacia la estrella polar, sino hacia algún punto fijo e invisible. La variación, por lo tanto, no fue causada por ninguna falacia. en la brújula, sino por el movimiento de la propia estrella del norte, que, como los otros cuerpos celestes, tenía sus cambios y revoluciones, y cada día describía un círculo alrededor del polo ".

1841, Historia de la vida y viajes de Cristóbal Colón, vol. Yo, de Washington Irving

El Diario de Colón no toma nota del problema de la brújula antes del 17 de septiembre de 1492. por lo tanto, tanto Irving como el autor anterior a él probablemente tenían fuentes incorrectas para comenzar con sus detalles. Dado que Irving luego estiró aún más la verdad, ¿es de extrañar que los autores posteriores que trabajaron solo con la versión de la historia de Irving lo extendieran más para acomodar las nuevas ideas sobre un 'Triángulo de las Bermudas' en el que Colón pudo haber estado ubicado en ese momento?

Más extraño aún, los especiales recientes sobre relatos históricos de ovnis, que parecen haber utilizado el relato de Irving sobre la vida de Colón, ahora representan el problema de la brújula como una afirmación de que las estrellas se movían en círculos en el cielo y, por lo tanto, eran ovnis. Esto ignora, por supuesto, que solo uno La estrella [la Estrella Polar] fue acusada de moverse, que solo se la acusó de esto en el libro de Irving, y que solo se movió en el transcurso de muchos días cuando las naves cambiaron sus posiciones con respecto al ecuador.

En resumen, no parece haber evidencia para apoyar la idea de que Columbus y su tripulación vieron ovnis, o que fueron acosados ​​por el Triángulo de las Bermudas.


Cristóbal Colón XX, izquierda, y el presidente costarricense Abel Pacheco en 2002 (Foto: Kent Gilbert, AP)

Como descendiente tanto de Cristóbal Colón como de Moctezuma II, el emperador azteca, es natural que me interese el debate sobre el legado de Colón en América.

La historia tiene gente verdaderamente malvada. Ciertamente, Colón no es uno de ellos. La mayoría de las veces, la historia no está formada por personas perfectas y malvadas, sino por personas complejas que deben entenderse en contexto.

Lo que está sucediendo a manos de los detractores de Colón es político, no histórico. Como su descendiente directo y tocayo, debería saberlo.

Dos culturas que se encontraron por primera vez en 1492 no fue fácil, pero culpar a Colón de todo lo que salió mal oculta la verdad sobre él y sobre quienes lo siguieron. También oscurece las grandes cosas que han logrado los países del hemisferio americano.

Lo que falta en la narrativa anti-Colón es un sentido de historia o de matices.

Colón hizo algo increíble al llegar a las Bahamas a bordo de tres pequeños barcos. Las carabelas de la flota no eran barcos de guerra, sino barcos exploradores. Reunió dos continentes que no conocían la existencia del otro. Por primera vez en la historia, el mundo adquirió una perspectiva verdaderamente global.

Solemos olvidar que la gente de la Edad Media era profundamente religiosa, mucho más que nosotros. Esto fue ciertamente cierto en el caso de Colón. La fe fue su principal motivación.

Aquellos que ahora cuestionan a Colón ignoran convenientemente el hecho de que la esclavitud, el canibalismo, la guerra e incluso los sacrificios humanos existían en las Américas incluso antes de que navegara.

Aun así, algunos hoy culpan a Colón por todo lo que les disgusta en la historia de los Estados Unidos, a pesar de la amplia evidencia de que fue una fuerza moderadora sobre sus hombres y del hecho de que trató de mantener buenos modales y relaciones amistosas con los nativos americanos.

Estas mismas personas lo culpan por la muerte de los nativos americanos cuando la abrumadora mayoría de esas muertes se debieron a enfermedades, causadas por su diferente grado de inmunidad en comparación con los europeos.

Culpar a Colón hace que su legado sea una terrible injusticia, pero también hace algo más. Enfoca la ira en un hombre y en el hombre equivocado.

La táctica de quienes odian a Colón es resucitar la propaganda anglo-supremacista que pinta a todos los que navegaban bajo la bandera española, o eran hispanos, como violentos y poco confiables. Odiaban no solo a los católicos en general, sino a Colón en particular porque era el héroe católico en la historia de Estados Unidos. En los países de habla inglesa, los exploradores británicos tienden a ser tratados mucho mejor que los españoles.

Hoy en día, los estadounidenses aprenden poco o nada de las atrocidades inglesas en América, mientras que a Colón, que navegó bajo la bandera de España y nunca pisó el territorio de los Estados Unidos, se le culpa por cada error que haya cometido cualquier explorador o colono español o portugués, y cualquiera que también hicieran los británicos o los estadounidenses.

Pocos escolares en este país aprenderán alguna vez que los reyes de España rápidamente dieron la ciudadanía española a los nativos americanos y comenzaron a restringir la esclavitud de los nativos americanos, después de un debate teológico. España inició una revolución moral cuando la esclavitud fue aceptada por el resto de países europeos. Mientras tanto, España construyó universidades para educar a los indios e iglesias para atender sus necesidades espirituales.

Pocos en la escuela aprenderán hoy que los españoles trabajaron para integrarse con los nativos americanos, mientras que los británicos y los estadounidenses tendían a tener relaciones mucho más combativas con ellos y, a menudo, los obligaban a hacer pequeñas reservas. España nunca fundó ninguna reserva.

Muchos estudiosos han notado que las leyes y acciones de España con respecto a los nativos americanos eran superiores a las de los británicos y, a menudo, incluso a las estadounidenses.

POLICANDO A ESTADOS UNIDOS: Una mirada a la raza, la justicia, los medios

Pero el sesgo continúa. California proporciona un ejemplo de ello. Contrariamente a la historia de los libros de texto populares, no fueron los padres y las misiones que fundaron los españoles los que provocaron el colapso de la población nativa americana. Más bien, fueron los estadounidenses blancos quienes, después de que se descubrió el oro, diezmaron la población de 150.000 a 30.000, asesinando a cuatro de cada 10 de los que murieron después de 1845.

Aquellos que usan propaganda anglo-supremacista para demonizar el tiempo de España en el Nuevo Mundo y aquellos que repiten estas verdades a medias deben entender que al falsificar esta historia, también perjudican a los inmigrantes latinos de hoy en día.

Esto no quiere decir que no debamos entender que aquellos con herencia indígena quieran el reconocimiento y celebración de aspectos de su herencia. De hecho, ese reconocimiento debería ser bienvenido, pero no reescribiendo el registro histórico para culpar a Cristóbal Colón por cada aspecto negativo de la historia de Estados Unidos.

Las mismas personas que promocionan el mito del malvado Colón nos quieren hacer creer que la cultura nativa americana era tan buena como la española era mala. Este enfoque binario deforma la realidad. Ninguna cultura era perfecta. Y ninguno debe ser condenado totalmente.

Los aztecas construyeron grandes ciudades y fueron excelentes astrónomos e ingenieros. Y los españoles se maravillaron de la ordenada e inmensa ciudad de Tenochtitlán cuando la encontraron en el siglo XVI.

Pero había más en los aztecas que arquitectura avanzada. Los aztecas también administraron un vasto imperio, construido sobre la subyugación de tribus vecinas con, entre otros horrores, sacrificios humanos.

Esto no quiere decir que los logros aztecas no fueran importantes. Ciertamente lo estaban, y sus descendientes pueden estar orgullosos de ellos, pero esa civilización también estaba lejos de ser perfecta. De hecho, fueron sus vecinos nativos americanos, no los españoles, quienes proporcionaron una abrumadora mayoría de los guerreros necesarios para derrocar ese imperio.

Una visión de la historia de todo o nada polariza todo. E irónicamente, quienes se oponen a Colón en nombre de las ideas progresistas acaban siguiendo las campañas de propaganda del Ku Klux Klan y también de Hugo Chávez, quien suprimió la celebración y la sustituyó por el Día de la Resistencia Indígena.

Cristóbal Colón XX es el duque de Veragua y biógrafo de su ancestral homónimo.


Cómo Colón entró en la historia de Estados Unidos gracias a los italianos

Aunque navegó en 1492, Cristóbal Colón no fue muy conocido entre los estadounidenses hasta mediados del siglo XVIII.

Spencer Arnold / Getty Images

Han pasado 521 años desde que el explorador italiano Cristóbal Colón "navegó por el océano azul / en mil cuatrocientos noventa y dos". Desde entonces, ha habido miles de desfiles, discursos y estatuas en conmemoración de Colón, junto con un replanteamiento crítico de su vida y legado.

Pero la pregunta sigue siendo, ¿cómo un hombre que nunca puso un pie en Norteamérica consiguió un feriado federal a su nombre? Si bien Colón llegó al "Nuevo Mundo" cuando echó el ancla en las Bahamas, nunca llegó a los Estados Unidos.

Esto contrasta con Juan Ponce de León (que llegó a Florida en 1513), Alonso Álvarez de Pineda (cuyos barcos llegaron a lo que ahora se conoce como Corpus Christi Bay en Texas en 1519) y su compatriota italiano Giovanni da Verrazzano, que llegó a Nueva York. Puerto en 1524.

El bidireccional

Una pintura del Vaticano, oculta durante mucho tiempo, vinculada a los nativos americanos

Historia

La primera pistola en América

Entonces, ¿por qué el Día de la Raza? Hasta mediados de la década de 1700, Cristóbal Colón no era muy conocido entre la mayoría de los estadounidenses. Esto comenzó a cambiar a fines del siglo XVIII, después de que Estados Unidos se independizara de Gran Bretaña. El nombre "Columbia" pronto se convirtió en sinónimo de los Estados Unidos, y el nombre se utilizó para varios puntos de referencia en la nación recién creada (consulte el Distrito de Columbia, la Universidad de Columbia y el río Columbia).

Escritor Washington Irving Una historia de la vida y los viajes de Cristóbal Colón, publicado en 1828, es la fuente de gran parte de la glorificación y la creación de mitos relacionados con Colón en la actualidad y se considera muy ficticio.

Por ejemplo, la interpretación de Irving de Colón es la de un hombre benévolo y aventurero que era conocido por su generosidad con los indios. En el best-seller, Colón "estaba sumamente deseoso de disipar cualquier terror o desconfianza que pudiera haber despertado en la isla la persecución de los fugitivos", tras la fuga de un grupo de indios cautivos. Esto, por supuesto, es completamente opuesto al comportamiento real de Colón hacia los nativos. (De paso, Una historia de la vida también fue responsable de la creencia incorrecta de que la mayoría de la gente pensaba que la Tierra era plana hasta después del viaje de Colón).

Sentimiento anti-italiano

Si bien los italianos siempre habían sido parte de la historia de Estados Unidos, no fue hasta la década de 1820 que los inmigrantes italianos comenzaron a mudarse a los Estados Unidos en cantidades considerables. La mayor ola de inmigración italiana ocurrió entre 1880 y el comienzo de la Primera Guerra Mundial en 1914.

A medida que los italoamericanos comenzaron a establecerse en las principales ciudades del país, a menudo enfrentaron discriminación religiosa y étnica. Como escribió Andrew Rolle en su libro, Los italoamericanos: raíces en problemas, Los italianos a menudo eran retratados como "bajos de estatura, de tez oscura, crueles y furtivos". Los informes de los periódicos de la época a menudo usaban la palabra "moreno" para referirse a los italianos y otros idiomas de la época centrados en el carácter extranjero (y católico) de estos nuevos estadounidenses.

Estos sentimientos anti-italianos ocasionalmente condujeron a una violencia brutal. Uno de los linchamientos masivos más grandes de Estados Unidos ocurrió en Nueva Orleans en 1891, cuando 11 inmigrantes sicilianos fueron linchados después de que el comisionado de policía de la ciudad fuera asesinado y se sospechara de la comunidad italiana. (Los 11 hombres habían sido declarados inocentes antes del linchamiento. New York Times editorial tuvo esta reacción: "Sin embargo, aunque todo buen ciudadano aceptará fácilmente la proposición de que este asunto debe ser deplorado, sería difícil encontrar a alguien que confesara que en privado lo deplora mucho").

La primera conmemoración oficial del viaje de Colón ocurrió en 1892, solo un año después de los linchamientos de Nueva Orleans. Fue entonces cuando el presidente Benjamin Harrison se convirtió en el primer presidente en convocar a una observancia nacional del Día de Colón, en honor al 400 aniversario de la llegada de Colón. La proclamación de Harrison vinculó directamente el legado de Colón al patriotismo estadounidense, con la proclamación que celebraba el arduo trabajo del pueblo estadounidense y de Colón por igual:

"En ese día, deje que la gente, en la medida de lo posible, deje de trabajar y se dedique a los ejercicios que mejor expresen el honor al descubridor y su aprecio por los grandes logros de los cuatro siglos completos de la vida estadounidense".

La proclamación de Harrison es notable porque no hay referencias reales a la vida, obra o nacionalidad de Colón. En cambio, fue muy específico para el 400 aniversario del viaje de Colón y cuán lejos había llegado América en su conjunto desde entonces.

Celebrando la herencia, Via Columbus

Debido a que los italoamericanos luchaban contra la discriminación religiosa y étnica en los Estados Unidos, muchos en la comunidad vieron la celebración de la vida y los logros de Cristóbal Colón como una forma de que los italoamericanos fueran aceptados por la corriente principal. Como escribió una vez el historiador Christopher J. Kauffman, "los italoamericanos fundamentaron la legitimidad en una sociedad pluralista al centrarse en el explorador genovés como una figura central en su sentido de pertenencia a un pueblo".

El primer estado en observar oficialmente el Día de la Raza fue Colorado en 1906. Un elemento fundamental en la creación de la festividad fue Angelo Noce, un inmigrante italiano que fue el fundador del primer periódico italiano de Colorado, La Stella.

En la ciudad de Nueva York, el desfile anual del Día de la Raza es una celebración de la herencia italoamericana. Imágenes de Mario Tama / Getty ocultar leyenda

Noce y su compatriota italoestadounidense Siro Mangini soñaron con honrar a Cristóbal Colón y trabajaron con el primer senador estatal hispano de Colorado, Casimiro Barela, para patrocinar un proyecto de ley que proponía un feriado del Día de la Raza. (Curiosamente, Siro Mangini era dueño de una taberna que lleva el nombre de Colón. Como recuerda su hija, "finalmente decidió llamarlo Christopher Columbus Hall, pensando que era [el] único italiano [al que] los estadounidenses no arrojarían piedras"). Cinco años después de que Colorado creara la festividad, otros 14 estados también estaban celebrando el Día de la Raza.

No todo el mundo estaba contento con la posibilidad de una fiesta nacional en honor a Colón. Casi al mismo tiempo que personas como Angelo Noce trabajaban para que se celebrara el Día de la Raza, también se estaba llevando a cabo un movimiento para promover al explorador vikingo Leif Erikson.

En 1925, mientras marcaba el centenario de la primera llegada de inmigrantes noruegos a los Estados Unidos, el presidente Calvin Coolidge dijo a miles de personas en la Feria Estatal de Minnesota que creía que Erikson era el primer europeo en descubrir América. Se cree que Erikson llegó a lo que hoy es Terranova, Canadá, unos 500 años antes de la llegada de Colón. Esta creencia está respaldada por antiguas sagas nórdicas que dicen que los vikingos llegaron a América del Norte alrededor del año 1000.

En 1930, Wisconsin se convirtió en el primer estado en observar el Día de Leif Erikson. (El día se convertiría en un día nacional de observancia en 1954 y cae el 9 de octubre. La declaración de 2013 del presidente Obama se puede leer aquí).

No fue hasta 1934 que el Día de la Raza se convirtió en feriado federal durante la administración de Franklin Roosevelt. Caballeros de Colón, una organización católica de servicio fraternal, fue fundamental en la creación de la festividad (fundada en 1882, la organización se nombró a sí misma en honor a Colón como una forma de reflejar que los católicos romanos siempre fueron parte de la vida estadounidense). El Congreso declaró que sería el segundo lunes de octubre.

Explorando alternativas

Desde la década de 1970, la vida y el legado de Colón han sido examinados de manera mucho más crítica tanto por los académicos como por el público en general, y los sentimientos encontrados ahora asociados con el día reflejan eso. Según el historiador Matthew Dennis, "En los 50 años de 1492, las Antillas Mayores y las Bahamas vieron cómo su población se reducía de un millón de personas estimado a unas 500". Esa es una estadística impactante.

Los manifestantes instan a los transeúntes a "repensar el Día de la Raza" durante una protesta liderada por nativos americanos por la festividad en Seattle en octubre de 2011. Elaine Thompson / AP ocultar leyenda

Tres estados con poblaciones nativas importantes, Hawai, Alaska y Dakota del Sur, no observan el día en absoluto. En 1990, Dakota del Sur decidió celebrar el "Día de los Nativos Americanos" en su lugar. En Hawái, el estado elige celebrar el "Día de los Descubridores" y su comunidad polinesia el segundo lunes de octubre. Se dice que Alaska no celebra el día porque cae demasiado cerca del Día de Alaska (18 de octubre). Y la ciudad de Berkeley, California, declaró en 1992 que estaría celebrando el "Día de los Pueblos Indígenas" el mismo día que el resto del país estaría celebrando a Colón.

A lo largo de todas estas discusiones y cambios, el Día de la Raza siguió siendo una celebración del orgullo italoamericano. Quizás la referencia más conocida de la cultura pop a este orgullo sea el 2002 Sopranos episodio "Christopher", en el que Silvio se enfurece por una protesta planificada para el Día de la Raza de los Nativos Americanos y planea tomar medidas.

En 2009, Nu Heightz Cinema lanzó un anuncio de servicio público titulado "Reconsiderar el Día de Colón", instando a la gente a reflexionar sobre el verdadero legado de Colón. "Con el debido respeto", entonaron los diversos narradores nativos americanos, "ha habido una fea verdad que se ha pasado por alto durante demasiado tiempo".

Y la semana pasada, Matthew Inman, el fundador y dibujante de The Oatmeal, ilustró la historia de la época de Colón en las Bahamas, con énfasis en los nativos que esclavizó (Inman llama a Colón "el padre de la trata transatlántica de esclavos") y señala que el objetivo de Colón era adquirir la mayor cantidad de oro posible. Inman, en cambio, sugiere que los estadounidenses deberían celebrar la vida y la carrera de su compañero explorador Bartolomé de las Casas. De las Casas, como Colón, participó originalmente en la trata de esclavos, pero luego se arrepintió y dedicó su vida a defender los derechos de los pueblos indígenas.

Independientemente de lo que piense del Día de la Raza, la mayoría de la gente probablemente estaría de acuerdo con este escritor por El libro de estrellas, quien recientemente señaló que "si hay un día festivo más conflictivo en el calendario que el Día de la Raza, sería difícil encontrarlo".


¡Ahoy! Los barcos de réplica de Columbus Voyage ahora están atracados en Louisville

Si alguna vez has querido subir a bordo de un barco como los que utilizó Cristóbal Colón, esta es tu oportunidad.

Réplicas de barcos de la Niña y la Pinta atracaron en Louisville el martes por la noche. Los barcos, propiedad de la Fundación Columbus, fueron construidos en 1992 para conmemorar el 500 aniversario del viaje oceánico de Colón. Las dos réplicas han viajado más de medio millón de millas desde entonces y se han anclado en lugares de todo el mundo.

Julio Pérez se unió al proyecto como ayudante de cubierta este abril después de hacer un recorrido por los barcos. Pérez es de Cuba, y desde que se unió a la tripulación del barco se enteró de que dos de los miembros de la tripulación de Columbus compartían su mismo apellido.

“No sabía nada de Cristóbal Colón. Desde mi país, solo te dan la historia que es de nuestro país ”, dijo Pérez. "Así que es más como ampliar mis conocimientos sobre todo".

Con fondos de la monarquía española, Colón navegó hacia el oeste en busca de las Indias, asumiendo que la tierra no era plana como muchos creían en ese momento. En lugar de aterrizar en India, aterrizó en una isla en el Caribe y luego exploró partes de lo que ahora son Cuba y Haití. Llamó a las poblaciones indígenas "indios", reclamó la tierra para España y la colonizó.

Ese legado de colonización incluye la esclavitud masiva y el asesinato de nativos americanos. El capitán de Niña Stephen Sanger dijo que las tripulaciones modernas del barco enfrentan esa historia cuando están de gira, y agregó que se han enfrentado a protestas al atracar en áreas con grandes poblaciones de nativos americanos.

Sanger dijo que los trabajadores de la Fundación Columbus no evitan hablar de esa realidad, sino que tratan de centrarse en la artesanía de los barcos y su importancia para la historia.

"No puedes cambiar lo que pasó. Es historia. Así que no nos rehuimos. No mentimos sobre nada ”, dijo Sanger. “Tenemos entendido que él, Colón, usó estos barcos, la carabela, para ir a colonizar. Nuestra misión está mucho más centrada en la carabela y el barco en sí ".


Colón navegó en estos barcos modernos - HISTORIA

Utilice nuestro ÍNDICE A-Z para navegar por este sitio o regresar HOGAR

PlanetSolar se adentra en aguas técnicas desconocidas. La teoría estaba en su lugar, pero nadie sabía si este barco de energía solar podría lograrlo. ¡Pero lo hicieron! El área de paneles solares en este barco se incrementó con paneles solares sobre rodillos, extraídos por la tripulación mediante cabrestantes. El Elizabeth Swann utiliza robótica e hidráulica para mover alas solares que siguen automáticamente el sol y se pliegan en condiciones de tormenta. Este barco no tenía velas ni turbina eólica para aprovechar los vientos alisios.

Colón se hizo a la mar a una edad temprana y viajó mucho, tan al norte como las Islas Británicas y tan al sur como lo que ahora es Ghana. Se casó con la noble portuguesa Filipa Moniz Perestrelo y estuvo afincado en Lisboa durante varios años, pero luego tomó una amante castellana con la que tuvo un hijo con cada mujer.

Aunque en gran parte fue autodidacta, Colón fue muy leído en geografía, astronomía e historia. Formuló un plan para buscar un pasaje marítimo occidental a las Indias Orientales, con la esperanza de beneficiarse del lucrativo comercio de especias. Tras el persistente cabildeo de Colón en varios reinos, los monarcas católicos, la reina Isabel I y el rey Fernando II, acordaron patrocinar un viaje hacia el oeste. Colón salió de Castilla en agosto de 1492 con tres barcos y tocó tierra en América el 12 de octubre de 1492.

Cristóbal Colón (1451 y 1506) intentó investigar el movimiento del agua en el mar. Durante sus misiones de exploración, utilizó tres barcos para navegar a través de varias áreas, a saber, las Islas Canarias a las Bahamas cubriendo 5400 millas, un viaje de alrededor de 36 días.

El 3 de agosto de 1492, Cristóbal Colón y su tripulación zarparon del puerto de Palos en el sur de España en tres embarcaciones: la Santa Clara (Ni a), la Pinta y la Santa Gallega (Santa María). Dos de los barcos, el Ni a y el Pinta, eran carabelas, diminutas para los estándares actuales, de solo 50 a 70 pies de proa a popa, apreciadas por su velocidad y maniobrabilidad. El Santa María, el buque insignia de Columbus, era un carguero más grande y pesado.

Las primeras carabelas portuguesas, conocidas como caravela latina, estaban armadas con velas latinas (triangulares) que colgaban en un ángulo de 45 grados con respecto a la cubierta. Las velas latinas son casi como alas en comparación con los aparejos cuadrados. Puede apuntar la proa de una carabela con un ángulo de solo 20 grados con respecto al viento y aún así obtener suficiente sustentación en el borde exterior de la vela para propulsar hacia adelante.

Las carabelas de aparejo latino fueron fundamentales en los viajes portugueses al África subsahariana, donde los fuertes vientos costeros soplan de norte a sur. La versátil carabela podría acelerar hacia el sur a lo largo de la costa y regresar fácilmente a la costa contra el viento.

Para el viaje inaugural de Colón, usó una actualización española de la carabela conocida como la caravela redonda, un barco de tres mástiles donde los dos primeros mástiles estaban equipados con velas cuadradas convencionales para la velocidad en mar abierto, y un tercero estaba equipado con un Vela latina para maniobrabilidad costera. Esa combinación de aparejos hizo que barcos como el Ni a y el Pinta fueran algunos de los mejores veleros de su tiempo.

Además de sus versátiles opciones de aparejo, las carabelas del siglo XV movieron el timón al centro trasero del barco para un manejo mejor equilibrado.

Durante este período, también conocido como la Era de la Vela, otros exploradores como Vasco Da Gama fueron asistidos sin saberlo por estos vientos para descubrir nuevas tierras e incluso una ruta a la India. Navegó entre julio de 1497 y mayo de 1498 y fue fundamental para que los humanos conquistaran el mar.

Los comerciantes portugueses y españoles pronto se dieron cuenta de que los vientos del noreste predominantes de las latitudes medias podrían hacer volar un barco a través del Océano Atlántico, y aún mejor, los vientos del este del sur del otro lado podrían hacerlos retroceder nuevamente. No fue suerte, fue un fenómeno natural que se pudo explotar.

Otros exploradores agregaron peso a esta investigación, entre ellos un noruego llamado Thor Heyerdahl, en 1947 con sus expediciones Kontiki y más tarde Ra, descubriendo que los vientos alisios son capaces de soplar una balsa de balsa desde Sudamérica a las islas Tuamoto, y un flotador de juncos. de Egipto a América.


Con el advenimiento de la era del vapor y las tecnologías posteriores, casi hemos olvidado el papel de los vientos alisios en el desarrollo de nuestra economía global.

Algunas fuentes atribuyen el pareado azul marino de 1492 a un poema de 1919 llamado `` La historia de los Estados Unidos '' de un prodigio intelectual de 17 años llamado Winifred Sackville Stoner Jr.

Según se informa, una hablante fluida de esperanto a los 5 años (como Winifred Sr., una destacada educadora, informó al New York Times), a los 13 años publicó un libro llamado Facts in Jingles, que consiste en información útil expresada en versos ligeros (jingles) fáciles de memorizar. . & quot; La historia de los Estados Unidos & quot; es una serie de tales jingles, de los cuales solo el primero es sobre Colón:

"En 1492, Colón navegó por el océano azul".

`` En catorce noventa y dos, Colón navegó por el océano azul ''.

Especialmente en los EE. UU., Cristóbal Colón llegó a simbolizar el espíritu de progreso y luego fue adoptado como símbolo por varios grupos étnicos. Como era de esperar, su imagen ha cambiado con los tiempos.

Cristóbal Colón fue un explorador y navegante italiano que completó cuatro viajes a través del Océano Atlántico, abriendo el camino para la exploración y colonización europea de las Américas. Sus expediciones, patrocinadas por los Reyes Católicos de España, fueron el primer contacto europeo con el Caribe, Centroamérica y Sudamérica.

En mil cuatrocientos noventa y dos, Colón navegó por el océano azul
Y encontré esta tierra, tierra de los libres, amada por ti, amada por mí.

Y en el año dieciséis y siete, el buen capitán Smith pensó que llegaría al cielo,
Y luego fundó la ciudad de Jamestown, Ay, se fue, oh, qué lástima.

Fue en septiembre de dieciséis y nueve, con barco, Half Moon, un letrero holandés leído,
Que Henry Hudson encontró el arroyo, el río Hudson de nuestro sueño.

En dieciséis veinte, los peregrinos vieron Nuestra tierra que no tenía ley injusta.
Sus hijos viven aquí hasta el día de hoy, orgullosos ciudadanos de EE. UU.

En mil seiscientos ochenta y tres, el bueno de William Penn estaba debajo de un árbol
Y juró que hasta el final de su vida sería amigo del indio.

En mil setecientos setenta y cinco, el bueno de Paul Revere estaba vivo.
Cabalgó como un salvaje durante toda la noche, y llamó a los Minute Men a luchar.

Año diecisietecientos setenta y seis, el cuatro de julio, esta fecha por favor fija
Dentro de sus mentes, queridos hijos míos, porque ese fue el Año de la Independencia.

En ese mismo año, en una noche amarga, en Trenton hubo una pelea terrible,
Pero por nuestro valiente George Washington La batalla por fin estaba bien ganada.

Fija en tu mente otras dos fechas: Franklin nació en diecisiete y seis,
Y Washington dijo por primera vez `` Boo-Hoo '' en mil setecientos treinta y dos.

En mil setecientos setenta y nueve, Paul Jones, que era un capitán multa,
Obtuvimos nuestra primera victoria naval luchando en el gran y ancho mar.

Y en el año dieciocho y cuatro, Lewis y Clark fueron antes,
Y nos iluminó el sendero de Oregón, donde los hombres van ahora cómodamente en tren.

En mil ochocientos trece, en el gran lago Erie se podía ver
Nuestro Perry lucha contra la Union Jack y lo expulsa de nuestras costas.

In eighteen hundred and sixty-one, An awful war was then begun
Between the brothers of our land, Who now together firmly stand.

In eighteen hundred sixty-three, Each slave was told that he was free
By Lincoln, with whom few compare In being kind and just and fair.

In eighteen hundred eighty-one, At Panama there was begun
By good De Lesseps, wise and great, The big canal, now our ship s gate.

At San Juan, eighteen ninety-eight, Our brave Rough Riders lay in wait,
And on the land brought victory, While Dewey won it on the sea.

In nineteen hundred and fifteen, Was shown a panoramic screen
At San Francisco s wondrous fair All peoples were invited there.

But cruel war in that same year Kept strangers from our land o cheer,
And nineteen seventeen brought here The war that filled our hearts with fear.


In 1492, Columbus sailed to the New World in ships like these

HUNTSVILLE, AL - Ditto Landing Marina resembled a scene from the New World Thursday afternoon with the exception of a few modern modifications, the famed explorer himself and his crew of seafaring lads.

Replicas of the 65-foot ship Nina and the 85-foot Pinta sailed into the Rocket City for a more than a week's stay at Ditto Landing Marina to educate the public about Christopher Columbus' travels to the Americas.

Nina Capt. Kyle Friauf said the purpose of the floating museums is to show people how life was more than 500 years ago and brief them about the two caravels, which are small Spanish sailing ships used during the "Age of Discovery."

In 1988, John Patrick Sarsfield - an American engineer and maritime historian - discovered a group of master shipbuilders in Bahia, Brazil, who still used 15th-century design and construction techniques. Using only Brazilian hardwoods, axes, hand saws and chisels, the 80-ton Nina was created without any modern-day power tools by 20 men. She is considered to be one of the most historically accurate replicas of Columbus' ships ever built.

The Pinta, constructed in Valenca, Brazil, was built16 years later in the same shipyard and joined the Nina's voyage in 2007.

Crews of both ships are all volunteer and have no "expiration date." Excluding some gadgets such as a GPS to comply with U.S. Coast Guard regulations and a Mercedes 130-horsepower diesel engine, both ships still sail using age-old techniques and methods, such as a tiller for steering the ship.

"Being a 21-year-old bachelor, why not travel," said Andrew Horen of Indiana, who has been with the Nina for three weeks. "It's more of a sense of adventure and travel, and it's a pretty unique change to bring history to people."

Friauf, who has been the captain of the Nina for more than five years, said he sails the Nina because he simply "loves it."

"I have sailed most of my life and this was a great opportunity to do what I love," the Florida native said. "I do it because I love it," he said. "I really do."

"Plus, who wants to sit and home and watch TV," he quipped.

When the duo departs Oct. 4, they will head to Guntersville, Chattanooga, Knoxville and eventually meander their way to Biloxi, Miss., for the holidays, Friauf said.

Nina first mate Vic Bickel was an engineering buyer in California prior to his voyage on the Nina.

"I can always go back to my job," Bickel said, "but, not this.

Self-guided tours of the Pinta and the Nina are available to the public every day at Ditto Landing from 9 a.m. to 6 p.m. until the crew's departure early morning Oct. 4. Admission is $7 for adults, $6 for seniors and $5 for students ages 5-16. Children 4 and under are admitted for free. Teachers or organizations wishing to schedule a 30-minute guided tour with a crew member should call 787-672-2152 and leave a message. Group tours require a minimum of 15 people and no maximum with a cost of $4 per person. For more, visit thenina.com or e-mail [email protected]

Nota para los lectores: si compra algo a través de uno de nuestros enlaces de afiliados, podemos ganar una comisión.


Historical Importance of the Second Voyage

Columbus’ second voyage marked the start of colonialism in the New World, the social importance of which cannot be overstated. By establishing a permanent foothold, Spain took the first steps toward its mighty empire of the centuries that followed, an empire that was built with New World gold and silver.

When Columbus brought back enslaved Indigenous peoples to Spain, he also caused the question of whether to practice enslavement in the New World to be aired openly, and Queen Isabella decided that her new subjects could not be enslaved. But although Isabella perhaps prevented a few instances of enslavement, the conquest and colonization of the New World was devastating and deadly for Indigenous peoples: their population dropped by approximately 80% between 1492 and the mid-17th century. The drop was caused mainly by the arrival of Old World diseases, but others died as a result of violent conflict or enslavement.

Many of those who sailed with Columbus on his second voyage went on to play very important roles in the trajectory of history in the New World. These first colonists had a significant amount of influence and power over the span of the next few decades.


1492: Christopher Columbus, UFOs, & the Bermuda Triangle

Several TV specials released between 2010-2012 about the Bermuda Triangle and UFOs tell stories of how Christopher Columbus encountered strange events that closely resemble modern reports of these bizarre phenomena. But did he?

The most common claims made in these programs, articles, and books are: 1) Columbus and his men saw a bright, disc shaped object rise out of the ocean and fly into the sky, 2) They also, on a different occasion, saw what they interpreted as stars spinning in the sky above them. now assumed to be a historic UFO sighting, y 3) They also saw what was described as a candle-light floating up and down out at sea where there could not be a fire. Surprisingly, these events are indeed based on occurences in Columbus' log, but have been interpreted in highly questionable ways as I will demonstrate. but first, a brief moment to talk about the "log" itself.

The original log of Christopher Columbus' voyages has not survived for anyone to read. Similarly, his personal diary of the voyage has also been lost. What most everyone actually means when they say "Columbus' log" is a copy of the log and diary made by a man named Bartolome de las Casas [1484 CE - 1566 CE]. So we don't have a direct statement of Columbus' experiences or thoughts. we have someone else's statement of what they felt was important enough to record, and that is from someone who didn't sail with Columbus (Bartolome was eight years old when Columbus made his first trip!). However, Bartolome's father and uncle traveled with Columbus on his second voyage, and Bartolome edited Columbus' travel journals, so he was in a position to be authoritative about Columbus' story of the voyages. Sometime in the 1530's, Bartolome wrote the Diario of Christopher Columbus's First Voyage to America. This Diario of the first trip includes three notes that have become the basis for the reports now attributed to Columbus, two relating to strange lights, and one relating to a compass problem.

As a sidenote to these odd topics, I'd like to point out one interesting detail that becomes clear upon reading the Diario: Columbus spent the trip mintiendo to his crew about how far they had traveled, typically telling them they had covered less than half the distance each day! This was probably to keep them from panicking as they sailed far beyond distances they had ever covered before.

The Mysterious lights

The Diario contains two notes regarding strange lights seen by Columbus and his crew. The first occured on Sunday, September 15, 1492:

"They sailed that day and night 27 leagues and a few more on their route west. And on this night, at the beginning of it, they saw a marvelous branch of fire fall from the sky into the sea, distant from them four or five leagues."

It has been assumed by many scholars that this was a sighting of a meteor falling. This first report has become the basis for stories that Columbus and his crew saw a bright object rise up fuera of the ocean and fly into the sky, usually with only just key words quoted from the passage to emphasize the wierdness of the light but also to disguise the direction the light was seen to travel.
The second strange light reported in the Diario was seen on Thursday, October 11, 1492, literally just four hours before Columbus and his ships encountered the first lands of America:

"After sunset he [ Columbus ] steered on his former course to the west. They made about 12 miles each hour and, until two hours after midnight, made about 90 miles, which is twenty-two leagues and a half. And because the caravel Pinta was a better sailor and went ahead of the Admiral [ Columbus ] it found land and made the signals that the Admiral had ordered. A sailor named Rodrigo de Triana saw this land first, although the Admiral, at the tenth hour of the night, while he was on the sterncastle, saw a light, although it was something so faint that he did not wish to affirm that it was land. But he called Pero Gutierrez, the steward of the king's dais, and told him that there seemed to be a light, and for him to look: and thus he did and saw it. He also told Rodrigo Sanchez de Segovia, whom the king and queen were sending as veedor [ inspector ] of the fleet, who saw nothing because he was not in a place where he could see it. After the Admiral said it, it was seen once or twice and it was like a small wax candle that rose and lifted up, which to few seemed to be an indication of land. But the Admiral was certain that they were near land, because of which when they recited the Salve, which sailors in their own way are accustomed to recite and sing, all being present, the Admiral entreated and admonished them to keep a good lookout on the forecastle and to watch carefully for land and that to the man who first told him that he saw land he would later give a silk jacket in addition to the other rewards that the sovereigns had promised, which were ten thousand maravedis [ silver coins ] as an annuity to whoever should see it first."

The second report has been argued by UFO supporters to not possibly be a light on land, typically by increasing -- or simply not stating -- the short time between this sighting and the first sighting of land, or by claiming that the light was seen to dip beneath the horizon and was therefore farther away and much larger than previously supposed.
Earlier theories -- as early as 1746 -- tend to lean towards the idea that Columbus' ships were passing islands off the coast of Florida and at least one of these sources mentions the rumor that Columbus himself was awarded the prize for first sighting land, based on the belief of Ferdinand and Isabella that the light he saw was indeed on an island near the coast.

The Compass Problem

Columbus had an issue with his compass during the voyage, a problem that has come to be used in two intriguing ways to support theories of both the Bermuda Triangle and of UFOs but first, let's look at the original report. The diary note for Monday, September 17, 1492:

"The pilots took the north, marking it [the pilots took a sight on the North Star and compared it with its compass bearing], and found that the compasses northwested a full point [i.e., eleven and one-quarter degrees] and the sailors were fearful and depressed and did not say why. The Admiral was aware of this and he ordered that the north again be marked when dawn came, and they found that the compasses were correct. The cause was that the North Star appears to move and not the compasses."

Sailors from Europe, used to working North of the equator, typically knew how to find the North Star in the night sky to help determine their headings. and compasses always pointed to the North Star to help confirm its usefulness (and the reason for its name). When they sailed closer to the equator, however, magnetic North and the placement of the North Star in the night sky no longer coincided and the further South they sailed, the greater the variance between true North and the position of the star became. This situation is what Columbus' sailors were distraught over: should they trust the star's position or the compasses? Columbus was already facing the very real possibility of mutiny, and needed to calm his crew immediately. By ordering a check of the compass headings at dawn, they were able to compare the compasses to the known location the Sun would rise at. hence establishing that the compasses were still pointing correctly North to the satisfaction of his crew.

This event has in some cases now become characterized as bizarre and unknown energies in the Bermuda Triangle causing Columbus' compasses to spin wildly strangely though, we can't completely blame modern authors for this re-write of history. The compass story was already being over dramatized as early as 1792:

"On the 14th of September he [Columbus] was astonished to find that the magnetic needle in their compass, did not point exactly to the polar star, but varied toward the west and as they proceeded, this variation increased. This new phenomenon filled the companions of Columbus with terror. Nature itself seemed to have sustained a change and the only guide they had left, to point them to a safe retreat from an unbounded and trackless ocean, was about to fail them. Columbus, with no less quickness than ingenuity, assigned a reason for this appearance, which, though it did not satisfy himself, seemed so plausible to them, that it dispelled their fears, or silenced their murmurs."

1792, The American Geography, by Jedidiah Morse

This dramatization became more extreme in 1841, when Washington Irving published his well-known biography of Columbus:

"On the 13th of September, in the evening, being about two hundred leagues from the island of Ferro, Columbus for the first time noticed the variation of the needle a phenomenon which had never before been remarked. He perceived about nightfall, that the needle, instead of pointing to the north star varied about half a point, or between five and six degrees to the northwest, and still more on the following morning. Struck with this circumstance, he observed it attentively for three days, and found that the variation increased as he advanced. He at first made no mention of this phenomenon, knowing how ready his people were to take alarm, but it soon attracted the attention of the pilots, and filled them with consternation. It seemed as if the very laws of nature were changing as they advanced, and that they were entering another world, subject to unknown influences. They apprehended that the compass was about to lose its mysterious virtues, and without this guide, what was to become of them in a vast and trackless ocean?

"Columbus tasked his science and ingenuity for reasons with which to allay their terror. He observed that the direction of the needle was not to the polar star, but to some fixed and invisible point. The variation, therefore, was not caused by any fallacy in the compass, but by the movement of the north star itself, which, like the other heavenly bodies, had its changes and revolutions, and every day described a circle round the pole."

1841, History of the Life and Voyages of Christopher Columbus, Vol. I, by Washington Irving

The Diario of Columbus makes no note of the compass problem before September 17, 1492. so, both Irving and the author before him likely had incorrect sources for their details to start with. Given that Irving then further stretched the truth, is it any wonder that later authors working only with Irving's version of the story would stretch it further to accomedate the new ideas about a 'Bermuda Triangle' that Columbus may have been located in at the time?

Stranger still, recent specials about historic accounts of UFOs -- which appear to have used Irving's account of Columbus' life -- now represents the compass problem as stating that stars were moving in circles in the sky and, therefore, were UFOs. This ignores, of course, that only uno star [the North Star] was accused of moving, that it was only accused of this in Irving's book, and that it only moved over the course of many days as the ships changed their positions relative to the equator.

In short, there does not appear to be evidence to support either the idea that Columbus and his crew saw UFOs, or that they were harrassed by the Bermuda Triangle.


Ver el vídeo: AFRICANOS en AMÉRICA quien REALMENTE llego primero a America


Comentarios:

  1. Gilford

    Bravo, fuiste visitado con una idea simplemente magnifica

  2. Von

    Bravo, qué frase necesaria ..., una idea magnífica

  3. Ocnus

    Ciertamente. Estoy de acuerdo con todo lo mencionado anteriormente.

  4. Wolfcot

    En mi opinión, él está equivocado. Propongo discutirlo. Escríbeme en PM, te habla.

  5. Ea

    Estoy seguro de que es la mentira.



Escribe un mensaje