Evno Azef

Evno Azef


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Evno Azef, hijo de padres judíos pobres, nació en Lyskovo, en 1869. En un intento por mejorar su fortuna, la familia se mudó a Rostov-on-Don en 1874.

Educado en la escuela local, Azef trabajó como periodista antes de convertirse en vendedor ambulante. Se convirtió en revolucionario y en 1892, al ser arrestado por sus actividades políticas, robó 800 rublos y escapó a Karlsruhe, Alemania. Se trasladó a Datmstadt, donde estudió con éxito un diploma en ingeniería eléctrica.

Mientras estaba en Alemania se unió a un grupo de miembros exiliados del Partido Socialdemócrata. Desconocido para sus compañeros, también se convirtió en informante de la policía a sueldo. Para obtener la información que requería la Okhrana, Azef realizó una gira por Europa donde conoció a todos los principales revolucionarios rusos que vivían en el exilio.

A Azef se le pagaba 100 rublos al mes y en 1899 Okhrana sugirió que sería más eficaz trabajando en Rusia. A su regreso se unió al Partido Socialista Revolucionario donde abogó por el terrorismo armado. Fue nombrado miembro del Comité Central del partido y en 1903 reemplazó a Gregory Gershuni, como jefe de la Organización de Combate SR. Boris Savinkov se convirtió en su segundo al mando.

Gershuni no sabía que su ayudante estaba a sueldo de la Okhrana. En 1904, Azef proporcionó en secreto a la policía secreta la información necesaria para arrestar y juzgar a Gershuni por terrorismo. Edward H. Judge, autor de Plehve: Represión y reforma en la Rusia imperial (1983), ha argumentado: "Azef se sentó en una posición muy peligrosa, especialmente después del arresto de Gershuni, y tuvo que pensar primero en su propia seguridad. Una serie continua de arrestos y una larga serie de intentos de asesinato que fracasaron, solo podían ayudaría a convencer a sus colegas de SR de que tenían un traidor entre ellos. Si lo descubrían, su juego terminaría, y lo más probable es que también su vida. Por otro lado, si pudiera planificar y lograr con éxito el asesinato de Plehve, su posición entre los SR estaría asegurada. Azef tenía poco amor por Plehve: como judío, no podía evitar sentir resentimiento por el pogromo de Kishinev y el reputado papel del ministro ".

Azef organizó el asesinato de Vyacheslav Plehve en 1904 y del padre Gregory Gapon en 1906. Al mismo tiempo, recibía 1.000 rublos al mes de la Okhrana. Varios miembros de la policía filtraron información a la dirección del Partido Socialista Revolucionario sobre las actividades encubiertas de Azef. Sin embargo, se negaron a creer las historias y asumieron que el servicio secreto estaba tratando de socavar el éxito de la unidad terrorista.

Finalmente, un desertor de la policía logró persuadir a V. L. Burtsev de que Azef era un espía de la policía. Investigó el caso y encontró confirmación en la acusación cuando entrevistó a un ex director del Departamento de Policía en 1912.

Cuando Azef escuchó la noticia, escapó a Alemania. Durante la Primera Guerra Mundial, Azef fue arrestado por las autoridades alemanas, pero fue liberado en diciembre de 1917.

Evno Azef murió en Berlín en 1918.

La Organización de Batalla SR fue fundada por Gregory Gershuni en 1902; su primer acto, en el mismo año, fue la ejecución del ministro de Educación Sipyagin por el estudiante Balmashev (que luego fue ahorcado). Al día siguiente del asesinato, el partido SR publicó un veredicto similar. El arresto de Gershuni, que fue entregado a la policía por Azef, provocó el ascenso de este último a la máxima dirección del destacamento terrorista. Un hombre llamado Boris Savinkov, para quien el terrorismo era una vocación y cuyo valor era indomable, ahora se encontraba bajo las órdenes del agente provacador. En 1904, el primer ministro, Plehve, cayó mutilado por la bomba de Sazonov. Sazonov había organizado el asesinato siguiendo instrucciones de Azef.

Azef estaba sentado en una posición muy peligrosa, especialmente después del arresto de Gershuni, y tenía que pensar primero en su propia seguridad. Azef tenía poco amor por Plehve: como judío, no podía evitar sentir resentimiento por el pogromo de Kishinev y el reputado papel del ministro.


Yevno Azef

Yevno Fishelevich Azef (Plantilla: Lang-ru, también transcrito como Evno Azef, 1869-1918) fue un revolucionario socialista ruso que también actuó como agente doble y agente provocador. Trabajó como organizador de asesinatos para el Partido Socialista Revolucionario y como espía de la policía de Okhrana, la policía secreta del Imperio Ruso. Ascendió de rango para convertirse en el líder de la rama terrorista del Partido Socialista Revolucionario, la Organización de Combate SR, de 1904 a 1908.

Después de que el revolucionario Vladimir Burtsev desenmascarara su actividad en 1909, Azef huyó a Alemania, donde murió en 1918.

A menos que se indique lo contrario, el texto de este artículo se basa en el artículo de Wikipedia "Yevno Azef" o en otra página de Wikipedia en otro idioma utilizada bajo los términos de la Licencia de documentación libre GNU o en investigaciones de Jahsonic y sus amigos. Consulte el aviso de derechos de autor de Arte y Cultura Popular.


Azef. El principal provocador de Rusia y un agente de Occidente

Rusia le ha dado al mundo un ejemplo clásico de provocación. El caso Azef retumbó en toda Europa y desacreditó en gran medida tanto al Partido Socialista Revolucionario como a la policía rusa. Un hombre de más de 15 años ha estado al servicio como agente de la policía secreta para luchar contra la clandestinidad revolucionaria y, al mismo tiempo, durante más de cinco años fue el jefe de la organización terrorista más grande de Rusia.

Su mismo nombre se convirtió en sinónimo de traición, todos lo odiaban. Yevno Azef entregó cientos de revolucionarios a la policía y, al mismo tiempo, organizó una serie de importantes actos terroristas, cuyo éxito atrajo la atención de la comunidad mundial. Se convirtió en el organizador del asesinato del Ministro del Interior del Imperio Ruso Pleve, el Gobernador General de Moscú, el Gran Duque Sergei Alexandrovich y varios otros importantes dignatarios del estado ruso. Azef estaba preparando un intento de asesinato contra el soberano Nicolás II, que no se realizó debido a su exposición.

Es interesante que, actuando perfectamente en dos mundos, en el mundo de los servicios especiales y en el mundo de la “quinta columna”, la clandestinidad terrorista revolucionaria, Azef nunca se asoció completamente con ninguno de ellos. Siempre persiguió solo sus propios objetivos y, en consecuencia, con su cosmovisión, o traicionó a los revolucionarios a la policía, luego engañó a la policía, cometiendo ataques terroristas. El caso de Azef también es interesante porque las historias que un traidor puede entender mucho sobre los eventos de la primera revolución rusa.

Judas joven

Evno Fishelevich Azef (generalmente se usa la versión rusa - Evgeny Filippovich) nació en 1869 en la ciudad de Lyskovo, provincia de Grodno, en una familia judía pobre. Más tarde, la familia se mudó a Rostov-on-Don, donde Yevno se graduó de la escuela secundaria en 1890. En 1892, escondiéndose de la policía (una oscura historia sobre el robo), huyó a Alemania, donde comenzó a estudiar como ingeniero eléctrico en Karlsruhe. Con qué medios se fue, estudió y vivió en Alemania, no se sabe. Los socialrevolucionarios no lo habían financiado todavía, al igual que la policía.

En 1893, un joven aparece en Suiza, donde en comunicación con emigrantes políticos se muestra como un partidario decisivo del terror. Consideró los actos de terrorismo como el principal método de "trabajo" político. Al parecer, para mejorar su situación financiera, Azef envió una carta al Departamento de Policía del Imperio Ruso, donde se ofreció a llevar a jóvenes revolucionarios. Evno Fishelevich estableció vínculos con la clandestinidad revolucionaria en Rostov. Este era entonces un fenómeno de moda entre los estudiantes. La policía decidió establecer una cooperación con el joven y ponerle un salario mensual de 50 rublos. Era muy buen dinero, por lo que los trabajadores rusos en la década de 1890 recibían en promedio de 12 a 16 rublos al mes. Así, Yevno Fishelevich al mismo tiempo despertó interés en sí mismo tanto por parte de los revolucionarios como de la policía de Rusia.

Doble vida

En los siguientes seis años, el joven traidor envió rápidamente información desde Alemania sobre miembros de organizaciones revolucionarias extranjeras y sus actividades. Así, ganó credibilidad en el Departamento de Policía. Al mismo tiempo, entró en confianza en los miembros de la juventud revolucionaria clandestina y de mentalidad revolucionaria. En 1899, Evgeny Filippovich se licenció en ingeniería y llegó a Moscú. Trabajaba en su especialidad y se estaba introduciendo activamente en el partido de los socialistas revolucionarios (SR).

Entonces este partido, que nació sobre la base del movimiento popular, fue la fuerza principal del movimiento revolucionario en Rusia. A diferencia de sus rivales del Partido Laborista Socialdemócrata Ruso (socialdemócratas, futuros bolcheviques y mencheviques), los socialistas revolucionarios creían que el principal motor de la revolución no serían los trabajadores, sino los campesinos, que constituían la gran mayoría de la población. el imperio agrario ruso. Su lema principal: "¡Tierra para los campesinos!" Ya después de la revolución de 1917, los bolcheviques lo tomaron prestado.

Los socialrevolucionarios se dedicaron a la propaganda revolucionaria, "educaron" a los campesinos, intentaron organizar levantamientos campesinos, pero su método más famoso fue el terror. Al eliminar a los principales líderes estatales y militares del Imperio ruso, los más proactivos y decisivos, leales al trono del zar, los terroristas revolucionarios intentaron "sacudir el barco", desestabilizar la situación y provocar una explosión revolucionaria. La organización de combate de los Social Revolucionarios liderada por Grigory Gershuni, creada en el año 1902, llevó a cabo más de 250 ataques de alto perfil. Como resultado de las actividades de la Organización de Combate, dos ministros del interior (Sipyagin y Pleve), 33 gobernador general, gobernador y vicegobernador (incluido el Gran Duque Sergei Alexandrovich, gobernador de la provincia de Ufa Nikolai Bogdanovich), 16 ciudad fueron asesinados gobernadores, 7 generales y almirantes, etc. D.

Azef se infiltró con éxito en el partido de los socialistas revolucionarios, confió en el líder de la Organización de Combate de Gershuni y él mismo se convirtió en uno de los miembros prominentes del partido. Desde ese momento, Euno comenzó a ocultar parte de la información a la policía, ayudando a la formación de la Organización de Combate y participando en el terror. Comenzó un doble juego: siguió convirtiendo a los participantes del movimiento revolucionario y al mismo tiempo fue uno de los “arquitectos” del gran terror en Rusia, pronto el principal.

En abril de 1902, el ministro del Interior, Dmitry Sipyagin, un conservador y monárquico acérrimo que luchó resueltamente contra el movimiento revolucionario, fue asesinado. Pronto Azef informó a la policía sobre los organizadores del intento de asesinato. Después de un intento fallido contra el Fiscal Jefe del Sínodo, Konstantin Pobedonostsev, Gershunii y otros miembros de la Organización de Combate pasaron a la clandestinidad. En junio de 1902, los terroristas intentaron asesinar al gobernador de la provincia de Jarkov, Ivan Obolensky. Fue salvado por su esposa, quien interceptó la mano de un terrorista que disparaba. Como se supo más tarde, Evo Azef advirtió de antemano a la policía sobre el inminente intento de asesinato, pero no tomó ninguna medida.

En mayo de 1903 fue asesinado el gobernador de la provincia de Ufa, Nikolay Bogdanovich, que se hizo famoso después de la represión de una huelga de trabajadores en Zlatoust (decenas de personas, entre ellas mujeres y niños) murieron. Gershuni se escondía en Kiev y Azef lo entregó a la policía. El Tribunal de Distrito Militar de San Petersburgo condenó a muerte a Gershuni, pero fue reemplazada por cadena perpetua. Al principio estuvo en la prisión de Shlisselburg, luego en trabajos forzados en el este de Siberia. En 1906, él, como tiro valioso de la “quinta columna”, organizó una fuga, fue trasladado de Vladivostok a Japón y de allí a Estados Unidos. Curiosamente, hasta su muerte en 1908, Gershuni creía que Azef era inocente e incluso quería venir a Rusia y matar al emperador Nicolás II con él.

Líder de los terroristas

Azef se convirtió en el jefe de la Organización de Combate y el sucesor del asunto Gershuni. Llevó la organización a un nuevo nivel: las armas de fuego abandonadas la reemplazaron con bombas. Los explosivos se fabricaron en Suiza, donde se crearon varios laboratorios. Vale la pena señalar que las bases traseras de la “quinta columna” rusa fueron Suiza, Francia, Inglaterra y Estados Unidos. Es decir, los verdaderos maestros del movimiento revolucionario "ruso" fueron los llamados. “Mundo detrás del escenario” - “internacional financiera”, que por cualquier medio trató de destruir la autocracia rusa y el estado ruso.

Azef también fortaleció la disciplina, fortaleció el secreto, separando la Organización de Combate del ambiente general del partido. El principal provocador dijo: ". Con un alto predominio de provocaciones en las organizaciones de masas, la comunicación con ellos para el combate será desastrosa". Y sabía lo que decía. La preparación para los ataques terroristas ha mejorado: ahora se llevó a cabo una vigilancia preliminar de los objetos de los ataques. Los observadores, los fabricantes de armas y los terroristas bombarderos estaban divididos, no necesitaban conocerse. El suplente de Azef era el talentoso terrorista revolucionario Boris Savinkov que huyó del exilio de Vologda a Suiza. La columna vertebral de la organización eran los jóvenes, a menudo estudiantes con estudios a medias que estaban convencidos de su trabajo. Los preparativos para los ataques se llevaron a cabo en Francia y Suiza, donde se escondieron después de los intentos de asesinato. Los terroristas revolucionarios activos podían vivir sin trabajo durante mucho tiempo, descansar, todo estaba pagado. Tales actividades requirieron serias inyecciones financieras, pero los terroristas no experimentaron problemas con los fondos. Los amos de Occidente estaban interesados ​​en su vigorosa actividad. La poderosa maquinaria terrorista socialista revolucionaria estaba bien financiada.

Además, los terroristas recibieron total libertad de movimiento. Después de cada caso, se fueron fácilmente a Suiza, Francia o Inglaterra y celebraron reuniones allí. Viajaron libremente a las capitales europeas y ciudades de Rusia. Tenían documentos de primera, pasaportes, reales y no rusos. De la misma fuente y armas, dinamita. Como resultado, un grupo bastante pequeño de terroristas fanáticos (varias docenas de miembros activos) mantuvo a todo el imperio atemorizado.

Evno Fishelevich se hizo famoso por operaciones de alto perfil. En julio de 1904, el ministro de Asuntos Internos, Vyacheslav Konstantinovich Pleve, fue volado en San Petersburgo, quien luchó resueltamente contra el movimiento revolucionario. En febrero de 1905, el gobernador general de Moscú, el gran duque Sergei Alexandrovich, murió a causa de una bomba. En junio de 1905, el gobernador de la ciudad de Moscú, el general Pavel Shuvalov, fue asesinado a tiros. Después de eso, la policía intensificó sus actividades, muchos miembros activos de la organización terrorista fueron arrestados. Azef también estuvo detrás del declive de la Organización de Combate.

Sin embargo, después de la represión del levantamiento de diciembre en Moscú, se restableció la organización de combate. En diciembre y abril de 1906, se atentaron contra el gobernador general de Moscú, Fedor Dubasov (resultó herido) en agosto de 1906, el monárquico convencido, el comandante de salvavidas del regimiento Semenovsky (con quien aplastó el levantamiento en Moscú), El general George Min, fue asesinado en diciembre de 1906, dispararon y mataron al alcalde de San Petersburgo, Vladimir von der Launitz. En diciembre de 1906, el Fiscal Militar Jefe de Rusia y el Jefe de la Dirección del Tribunal Militar Principal, el teniente general Vladimir Petrovich Pavlov, fueron asesinados. Fue el iniciador de la ley sobre tribunales militares, que permitió derribar una ola de terror revolucionario en Rusia.

Entre las víctimas de Evo Azef se encontraba otro famoso provocador: Gapon. Los socialistas-revolucionarios se enteraron de su colaboración con el subdirector del Departamento de Policía, Pyotr Rachkovsky, y lo condenaron a muerte. La acción iba a ser realizada por el compañero social revolucionario de Gapon, Peter Rutenberg. En marzo de 1906, los asesinos estrangularon a un ex sacerdote.

Durante todo este tiempo, el Departamento de Policía no sospechó que los mayores intentos de asesinato y asesinatos fueron el “ingeniero Raskin” (como se llamaba Azef en los documentos policiales). Yevno Fishelevich continuó proporcionando regularmente a la policía información importante, entregó a los revolucionarios, pero guardó silencio sobre las acciones, donde él mismo desempeñó un papel destacado o de liderazgo. Raskin preparó hábilmente la operación. Parte de eso lo mantuvo en secreto a la policía, para que tuvieran éxito y los asuntos de alto perfil le crearan una autoridad inquebrantable en el partido y en todo el movimiento revolucionario. Simplemente fue adorado. Por lo tanto, hasta el último momento, Raskin estaba más allá de toda sospecha. ¿Cómo puede haber un provocador de un hombre que eliminó casi personalmente a Pleve y al gran duque Sergei Alexandrovich? El gran provocador entregó la otra parte de los operativos a la policía, y allí tampoco hubo sospechas. A partir del 1905 del año, comenzó a entregar a sus propios compañeros, miembros de una organización terrorista, a quienes él mismo enseñó el terror. Evno entregó a la policía un grupo que estaba preparando un intento de asesinato del rey e informó sobre el plan de la explosión en el Consejo de Estado. Por esto, Azef recibió un salario enorme: 500 rublos por mes (comparable al salario general), y al final de su carrera, hasta 1000 mil rublos.

Divulgación

Hasta el 1908 del año, las paletas Evno Fishelevich lograron ocultar su esencia. Entonces, en 1906, el oficial del Departamento de Policía, L.P. Menschikov, informó a los socialistas revolucionarios que había dos informantes policiales en la dirección del partido. La comisión del partido concluyó que el traidor era el socialrevolucionario Nikolai Tatarov. Realmente era un agente de la policía secreta y, según su información, fueron detenidos miembros de la Organización de Combate que preparaban un atentado contra el compañero (los llamados viceministros) del Ministro del Interior, el jefe de la policía y cuerpo de gendarmes Dmitry Trepov. Pero las sospechas recayeron sobre Azef. Sin embargo, la autoridad de Yevno Azef era incuestionable en ese momento, y los socialistas revolucionarios, que no creían en las afirmaciones de Tatarov de que él no era el traidor, sino Azef, creían a Raskin. El jefe de la Organización de Combate logró culpar a Tatarov y lograr su eliminación.

Quizás podría seguir llevando a la policía y a su partido por la nariz si Vladimir Burtsev, un ex comandante del pueblo, publicista y editor, no lo hubiera sacado a la luz. En 1906, recibió pruebas de que había un agente provocador llamado Raskin en el Partido Socialista Revolucionario. Tras estudiar toda la información disponible, obtenida previamente y rechazada por los socialistas revolucionarios, el publicista llegó a la conclusión de que Raskin era Azef. En el otoño de 1908, Burtsev se reunió con el exjefe del Departamento de Policía, Alexei Lopukhin. Impresionado por lo que Azef estaba haciendo como agente de la policía secreta, Lopukhin confirmó que Raskin era Yevno Fishelevich.

En un juicio interno del partido del Comité Central del Partido de los Socialistas Revolucionarios, Burtsev presentó todos los hechos, incluido el testimonio de Lopukhin. En enero de 1909, el Sr. Azef-Raskin fue condenado a muerte. Sin embargo, huyó a Alemania, donde vivió la tranquila vida de un burgués. Jugó en un casino, gastó grandes sumas. A Azef siempre le gustó una vida hermosa: restaurantes caros y mujeres. Solo con el estallido de la guerra mundial comenzó a tener problemas. Las autoridades alemanas "despejaron" una potencial "quinta columna", y Yevno Azef de 1915 a 1917. estuvo en prisión. Murió en abril de 1918 del año.

¿Por qué los socialistas revolucionarios, que cometieron una serie de grandes ataques terroristas, matando a príncipes, gobernadores, gobernadores de ciudades, almirantes y generales, no mataron a un burgués alemán común? Había fondos, personas, una metodología bien establecida para la preparación e implementación de las operaciones. La respuesta, aparentemente, es que Azef-Raskin llevó a cabo la voluntad de los amos de Occidente. Era un agente doble típico de los servicios de inteligencia extranjeros. Realizó su tarea a la perfección. En Rusia, a un ritmo acelerado, crearon un poderoso partido revolucionario, lanzaron el terror a gran escala, elaboraron la metodología para hundir al país en problemas, controlaron el caos. Eliminó a los más leales al trono ruso, personalmente al zar de los estadistas, en quien se podía confiar en las condiciones de una nueva revolución. El departamento de policía fue mal informado y desacreditado con éxito, sus actividades se paralizaron. Por lo tanto, a Yevno Azef se le permitió vivir en paz, cumplió con su tarea.


El Gran Tataria

gorozhanin_iz_b @ lj expuso esta falsificación, mostrando claramente que el novato Levashov y los empleados de la Universidad Estatal de Moscú Fomenko y Nosovsky (probables autores de este engaño) participaron en su desarrollo y promoción. En su opinión: Tart-Aria es una gran civilización antediluviana euroasiática, solo hay breves referencias en los mapas y viejos libros occidentales al respecto, con su mano fácil Tartaria se convirtió en rusa o aria. Aquí están los detalles de esta divulgación:

Al final resultó que, como muchos críticos afirmaron inicialmente, lo más probable es que Tartaria = Татария. Los tártaros eran exactamente los Татары inicialmente:

Y en el momento de utilizar este término (hace 100-300 años), esta noción no estaba relacionada con los arios y los rusos, sino con los tártaros (pueblos musulmanes predominantemente de habla turca). Pero durante los últimos 20 años, gracias a los esfuerzos de los académicos de Moscú y los partidarios del movimiento de la Nueva Era, Tartaria se ha asociado con pueblos bastante diferentes de lo que era originalmente.

Los escudos de armas de las ciudades de Moscú y Kazán (la capital de Tartaristán) se ven muy simbólicamente en el aspecto de esta historia:

Resulta que en tan solo 20 años muchos rusos emprendedores intentaron reescribir el pasado para apropiarse de sus antepasados ​​los méritos de los pueblos turcos (bajo cuyo yugo, según la historiografía oficial, estuvieron durante mucho tiempo).

En este sentido, propongo escuchar la canción del auténtico cantor tártaro:

También vale la pena agregar que el primer Corán impreso publicado no por cristianos, sino por los propios musulmanes, fue el Corán de Kazán.

Nociones occidentales anteriores de tártaros, en el sentido junguiano, que proporcionan la base para las fantasías modernas:

Y aquí hay imágenes de los tártaros de Crimea, justo en el momento del uso activo del término & quotTartaria & quot en Occidente:

Imágenes de menos de 200 años con la imagen de los tártaros de Crimea de Carlo Bossoli.

El ejemplo de los tártaros de Transcaucasia muestra exactamente cuándo comenzó a usarse el término & quotTatars & quot en Occidente en lugar de & quotTartar & quot:


Libro de dudas

Una investigación exhaustiva basada en todos los recursos documentales disponibles, disponibles por primera vez debido a la desaparición del gobierno soviético, Entangled in Terror: The Azef Affair and the Russian Revolution, clasifica los hechos del caso a partir de rumores y leyendas. Más de 17.000 personas murieron o resultaron heridas.

Una investigación exhaustiva basada en todos los recursos documentales disponibles, disponibles por primera vez debido a la desaparición del gobierno soviético, Entangled in Terror: The Azef Affair and the Russian Revolution, clasifica los hechos del caso a partir de rumores y leyendas. Más de 17.000 personas murieron o resultaron heridas en todo el imperio entre 1905 y 1910 solo como resultado de los intentos de asesinato político. partido y su Organización de Combate, el curso de la carrera de Azef, su papel dentro del partido y la extensión y frecuencia de sus contactos con la policía secreta. Su historia es inseparable de la historia del Partido Socialista Revolucionario Ruso (P.S.R.) y el terrorismo que asoló al régimen zarista en la primera década del siglo XX. En el invierno de 1909, estalló una bomba política en la Rusia zarista. Entangled in Terror explora los antecedentes y la historia del radical S.R. El escándalo barrió no solo el imperio sino el mundo entero con la exposición de la vida secreta de un hombre. Entra Evno Azef, un hombre que, antes de ser vilipendiado por los dirigentes del Partido Socialista Revolucionario como un doble agente traidor, gastaría quince años

Anna Geifman es profesora asociada de historia en la Universidad de Boston.

Como uno de los principales historiadores del terrorismo ruso, Geifman también explora el ámbito psicológico de la traición de Azef, proporcionando importantes conocimientos sobre sus motivaciones y su carrera. Se esfuerza, sobre la base de materiales de archivo recientemente abiertos, por reevaluar la personalidad y la carrera del conocido maestro "espía" de la Rusia zarista. Azef, quien trabajó para la policía de seguridad mientras dirigía la organización terrorista revolucionaria, es descrito aquí, por primera vez, como una persona compleja, menos engañosa de lo que se suele pensar, pero no menos crítica para desacreditar la ola de terror que azotó a Rusia en el primeros años de este siglo. La investigación de Geifman es impecable y su argumento convincente. (Pipes, Richard). (Norman M. Naimark) Una obra revisionista en el mejor sentido de la palabra. Azef no era un agente doble


Capítulo 11

En Rusia —durante otros diez años escapó de su ruina— las mejores mentes entre los rusos y los judíos habían tenido tiempo de mirar atrás y evaluar desde diferentes puntos de vista la esencia de nuestra vida común, para considerar seriamente la cuestión de la cultura y la nacionalidad. destino.

El pueblo judío se abrió paso en un presente siempre cambiante arrastrando tras él la cola de un cometa de tres mil años de diáspora, sin perder jamás la conciencia de ser “una nación sin lengua ni territorio, pero con sus propias leyes” (Salomon Lourie), preservando su diferencia y su especificidad por la fuerza de su tensión religiosa y nacional, en nombre de una Providencia superior, metahistórica. ¿Han buscado los judíos de los siglos XIX y XX identificarse con los pueblos que los rodeaban, mezclarse con ellos? Sin duda, fueron los judíos de Rusia quienes, más tiempo que sus otros correligionarios, habían permanecido en el centro del aislamiento, concentrados en su vida religiosa y su conciencia. Pero, desde finales del siglo XIX, fue precisamente esta comunidad judía en Rusia la que empezó a fortalecerse, a florecer, y ahora “toda la historia de la comunidad judía en la era moderna quedó bajo el signo de la judería rusa”. , que también manifestó “un agudo sentido del movimiento de la Historia”. 1

Por su parte, los pensadores rusos estaban perplejos por el particularismo de los judíos. Y para ellos, en el siglo XIX, la cuestión era cómo superar eso. Vladimir Solovyov, quien expresó una profunda simpatía por los judíos, propuso hacerlo por el amor de los rusos hacia los judíos.

Antes que él, Dostoyevsky había notado la furia desproporcionada que suscitaban sus comentarios, ciertamente ofensivos pero muy escasos, sobre el pueblo judío: “Esta furia es un testimonio contundente de la forma en que los propios judíos miran a los rusos ... y eso, en los motivos de nuestro diferencias con los judíos, tal vez no sea solo el pueblo ruso el que cargue con toda la responsabilidad, sino que estos motivos, obviamente, se han acumulado en ambos lados, y no se puede decir de qué lado hay más ". 2

Desde este mismo final del siglo XIX, Teitel informa la siguiente observación: “Los judíos son en su mayoría materialistas. Fuerte en ellos es la aspiración a adquirir bienes materiales. ¡Pero qué desprecio por estos bienes materiales cuando se trata del "yo" interior, de la dignidad nacional! ¿Por qué, de hecho, la masa de la juventud judía, que se ha alejado por completo de la práctica religiosa, que a menudo ni siquiera habla su lengua materna? ¿Por qué esta masa, aunque solo sea por el bien de la forma, no se convirtió a la ortodoxia? ¿Le habría abierto de par en par las puertas de todas las universidades y le habría dado acceso a todos los bienes de la tierra? Incluso la sed de conocimiento no era suficiente, mientras que "la ciencia, el conocimiento superior era para ellos en mayor estima que la fortuna". Lo que los detuvo fue la preocupación por no abandonar a sus correligionarios necesitados. (También agrega que ir a Europa a estudiar tampoco fue una buena solución: “Los estudiantes judíos se sentían muy incómodos en Occidente ... El judío alemán los consideraba gente indeseable, insegura, ruidosa, desordenada”, y esta actitud no era solo la de los judíos alemanes, "los judíos franceses y suizos no fueron la excepción" 3.

En cuanto a D. Pasmanik, también mencionó esta categoría de judíos convertidos bajo coacción, que solo sentían más resentimiento hacia el poder y solo podían oponerse a él. (A partir de 1905 se facilitó la conversión: ya no era necesario ir a la ortodoxia, bastaba con hacerse cristiano, y el protestantismo era más aceptable para muchos judíos. En 1905 también se derogó la prohibición de volver al judaísmo. 4)

Otro escritor concluyó amargamente, en 1924, que en las últimas décadas anteriores a la revolución no fue solo "el gobierno ruso ... el que definitivamente clasificó al pueblo judío entre los enemigos del país", sino que "lo que es peor, fue una gran cantidad de judíos políticos que se ubicaron entre estos enemigos, radicalizando su posición y dejando de diferenciar entre el 'gobierno' y la patria, es decir, Rusia… La indiferencia de las masas judías y sus líderes ante el destino de la Gran Rusia fue un error político fatal. " 5

Por supuesto, como cualquier proceso social, este —y, además, en un contexto tan diverso y móvil como el medio judío— no se desarrolló de forma lineal, se partió en el corazón de muchos judíos educados, provocó rupturas. Por un lado, "la pertenencia al pueblo judío confiere una posición específica en todo el medio ruso". 6 Pero observar de inmediato una “notable ambivalencia: el tradicional apego sentimental de muchos judíos al mundo ruso circundante, su arraigo en este mundo y, al mismo tiempo, un rechazo intelectual, un rechazo generalizado. Afecto por un mundo aborrecido ". 7

Este enfoque tan dolorosamente ambivalente no podía dejar de conducir a resultados igualmente dolorosamente ambivalentes. Y cuando IV Hessen, en una intervención en la segunda Duma en marzo de 1907, después de haber negado que la revolución estuviera todavía en su fase de creciente violencia, negando así a los partidos de derecha el derecho a presentarse como defensores de la cultura contra la anarquía, exclamó : “Nosotros que somos profesores, médicos, abogados, estadísticos, literatos, ¿seríamos enemigos de la cultura? ¿Quién les creerá, señores? ”- Gritaron desde los bancos de la derecha:“ ¡Ustedes son enemigos de la cultura rusa, no de la cultura judía! ”. 8 Enemigos, por supuesto que no, ¿por qué ir tan lejos, pero, como señaló el partido ruso, son ustedes realmente, sin reservas, nuestros amigos? El acercamiento se hizo difícil precisamente por esto: ¿cómo podrían estos brillantes abogados, profesores y médicos no tener en el fondo de su corazón simpatías principalmente judías? ¿Podrían sentirse, total y sin reservas, rusos de espíritu? De ahí que el problema fuera aún más complicado. ¿Pudieron tomar en serio los intereses del Estado ruso en todo su alcance y profundidad?

Durante este mismo período singular, vemos, por un lado, que las clases medias judías toman una decisión muy clara de dar educación secular a sus hijos en el idioma ruso, y por el otro, está el desarrollo de publicaciones en yiddish, y entra en use el término “yiddishismo”: que los judíos siguen siendo judíos, que no se asimilan.

Aún quedaba un camino de asimilación, sin duda marginal, pero no despreciable: el de los matrimonios mixtos. Y también una corriente de asimilación superficial consistente en adaptar seudónimos artificiales al estilo ruso. (¿Y quién hizo esto más a menudo ?! Los grandes productores de azúcar de Kiev "Dobry" *, "Babushkin" **, procesados ​​durante la guerra por acuerdo con el enemigo. El editor "Iasny" *** que incluso el periódico de constitucional ‐Orientación demócrata Vomitar fácilmente llamado un "ávido especulador", un "tiburón sin escrúpulos". 9 O el futuro bolchevique D. Goldenbach, que consideraba a "toda Rusia como un país sin valor" pero se disfrazó de "Riazanov" para molestar a los lectores con sus raciocinios teóricos marxistas hasta su arrestar en 1937.)

Y fue precisamente durante estas décadas, y especialmente en Rusia, que se desarrolló el sionismo. Los sionistas fueron irónicos sobre aquellos que querían asimilar, que imaginaban que el destino de los judíos de Rusia estaba indisolublemente ligado al destino de la propia Rusia.

Y luego, debemos dirigirnos primero a Vl. Jabotinsky, un ensayista brillante y original, que se propuso, en los años anteriores a la revolución, expresar no solo su rechazo a Rusia sino también su desesperación. Jabotinsky consideró que Rusia no era más que un alto para los judíos en su viaje histórico y que era necesario emprender el camino hacia Palestina.

La pasión encendió sus palabras: no es con el pueblo ruso con el que estamos en contacto, aprendemos a conocerlo a través de su cultura, "principalmente a través de sus escritores ..., a través de las más altas, las más puras manifestaciones del espíritu ruso", y esto agradecimiento, lo trasladamos a todo el mundo ruso. "Muchos de nosotros, nacidos de la intelectualidad judía, amamos la cultura rusa con un amor enloquecedor y degradante ... con el amor degradante de los criadores de cerdos por una reina". En cuanto al mundo judío, lo descubrimos a través de la bajeza y la fealdad de la vida cotidiana. 10

Es despiadado con los que buscan asimilarse. "Muchos de los hábitos serviles que se desarrollaron en nuestra psicología a medida que nuestra intelectualidad se rusificó", "han arruinado la esperanza o el deseo de mantener intacta la judeidad y han llevado a su desaparición". El intelectual judío medio se olvida de sí mismo: es mejor no pronunciar la palabra "judío", "los tiempos ya no se tratan de eso", tenemos miedo de escribir: "nosotros los judíos", pero escribimos: "nosotros los rusos" y incluso: "nosotros los Russkoffs". “El judío puede ocupar un lugar destacado en la sociedad rusa, pero siempre seguirá siendo un ruso de segunda clase”, y esto, tanto más porque conserva una 'inclinación del alma' específica ”. Estamos siendo testigos de una epidemia de bautismos por interés, a veces por intereses mucho más insignificantes que la obtención de un diploma. “Los treinta centavos por la igualdad de derechos…” Al abjurar de nuestra fe, despojate también de nuestra nacionalidad. 11

La situación de los judíos en Rusia —y no en ningún momento, sino precisamente después de los años 1905-1906— le parecía desesperadamente lúgubre: “La realidad objetiva, es decir, el hecho de vivir en el extranjero, se ha vuelto hoy contra nuestro pueblo. , y somos débiles e indefensos. ”-“ Ya en el pasado sabíamos que estábamos rodeados de enemigos ”“ esta prisión ”(Rusia),“ una jauría de perros ”“ el cuerpo tendido, cubierto con las heridas del pueblo judío de Rusia, perseguida, rodeada de enemigos e indefensos ”“ seis millones de seres humanos pululando en un pozo profundo…, una tortura lenta, un pogromo que no acaba ”e incluso, según él,“ los periódicos financiados con fondos judíos ”no defender a los judíos "en estos tiempos de persecución sin precedentes". A finales de 1911, escribió: “Desde hace varios años, los judíos de Rusia se han apretujado en el banquillo de los acusados”, a pesar de que no somos revolucionarios, que “no hemos vendido Rusia a los japoneses” y que no somos Azefs * o Bogrovs ** ”y en relación con Bogrov:“ Este infortunado joven —era lo que era—, a la hora de una muerte tan admirable [!], fue abucheado por una docena de brutos del pozo negro. de los Kievian Black Hundred, vienen para asegurarse de que la ejecución se haya llevado a cabo ". 12

Y, volviendo una y otra vez a la propia comunidad judía: "Hoy estamos culturalmente privados, como en el fondo de un tugurio, de un oscuro callejón sin salida". respetarnos a nosotros mismos ... El estudio del judaísmo debe convertirse para nosotros en la disciplina central ... La cultura judía es ahora la única tabla de salvación para nosotros ". 13

Todo esto, podemos, sí, podemos entenderlo, compartirlo. (Y nosotros, los rusos, podemos hacerlo, especialmente hoy, a fines del siglo XX).

No condena a quienes, en el pasado, han hecho campaña por la asimilación: en el transcurso de la Historia “hay momentos en que la asimilación es innegablemente deseable, cuando representa una etapa necesaria de progreso”. Este fue el caso a partir de los años sesenta del siglo XIX, cuando la intelectualidad judía aún se encontraba en su estado embrionario, comenzando a adaptarse al entorno circundante, a una cultura que había alcanzado la madurez. En ese momento, asimilación no significaba “negar al pueblo judío, sino al contrario, dar el primer paso en el camino de la actividad nacional autónoma, dar un primer paso hacia la renovación y renacimiento de la nación”. Era necesario “asimilar lo ajeno a nosotros para poder desarrollar con nuevas energías lo nuestro”. Pero medio siglo después, se produjeron muchas transformaciones radicales tanto dentro como fuera del mundo judío. El deseo de apropiarse del conocimiento universal se ha generalizado como nunca antes. Y es entonces, ahora, que hay que inculcar a las generaciones más jóvenes la judío principios.Es ahora que existe la amenaza de una dilución irremediable en el entorno ajeno: “No hay día que pase en el que nuestros hijos no nos dejen” y “no se conviertan en extraños para nosotros” “iluminados por la Ilustración, nuestros hijos servir a todos los pueblos de la Tierra, excepto el nuestro, nadie está allí para trabajar por la causa judía ". “El mundo que nos rodea es demasiado magnífico, demasiado espacioso y demasiado rico”; no podemos admitir que desvía a la juventud judía de “la fealdad de la existencia cotidiana de los judíos ... La profundización de los valores nacionales del judaísmo debe convertirse en el eje principal ... de Educación judía. ”-“ Sólo el vínculo de solidaridad permite que una nación se mantenga ”(¡nosotros mismos lo necesitaríamos! - AS), mientras que la negación frena la lucha por los derechos de los judíos: uno imagina que hay una salida, y "nos vamos ... últimamente ... en masas compactas, con ligereza y cinismo". 14

Luego, dejándose llevar: “El espíritu real [de Israel] en todo su poder, su trágica historia en toda su grandiosa magnificencia…” “¿Quiénes somos nosotros para justificarnos ante ellos? ¿Quiénes son para exigir responsabilidades? " 15

Esta última fórmula, también la podemos respetar plenamente. Pero bajo la condición de reciprocidad. Sobre todo porque no depende de ninguna nación o religión juez otro.

Los llamados a volver a ser judío raíces no pasó desapercibido en esos años. En San Petersburgo, antes de la revolución, "pudimos notar en los círculos de la intelectualidad ruso-judía un gran interés por la historia judía". 16 En 1908, la Comisión Histórica-Etnográfica Judía se expandió hasta convertirse en una Sociedad Histórica-Etnográfica Judía, 17 dirigida por M. Winaver. Trabajó activa y eficientemente para recopilar los archivos sobre la historia y etnografía de los judíos de Rusia y Polonia; la ciencia histórica judía en Occidente no estableció nada comparable. La revista El pasado judío, dirigido por S. Dubnov, luego fue creado. 18 Al mismo tiempo se inició la publicación del Enciclopedia judía en dieciséis volúmenes (que usamos ampliamente en este estudio), y el Historia del pueblo judío en quince volúmenes. Es cierto que en el último volumen de la Enciclopedia judía, sus editores se quejan de que “la élite de la intelectualidad judía ha mostrado su indiferencia hacia las cuestiones culturales planteadas por este Enciclopedia, ”Dedicándose exclusivamente a la lucha por la igualdad —todo formal— de derechos para los judíos. 19

Mientras tanto, por el contrario, en otras mentes y otros corazones judíos había una creciente convicción de que el futuro de los judíos de Rusia estaba indisolublemente ligado al de Rusia. Aunque “esparcida por un territorio inmenso y entre un mundo extranjero…, la comunidad judía rusa tenía y era consciente de ser un todo único. Porque único era el entorno que nos rodeaba…, única su cultura… Esta cultura única, la absorbimos en todo el país ”. 20

“Los judíos de Rusia siempre han podido alinear sus propios intereses con los de todo el pueblo ruso. Y esto no provino de ninguna nobleza de carácter o un sentido de gratitud, sino de una percepción de las realidades históricas ”. Abierta controversia con Jabotinsky: “Rusia no es, para los millones de judíos que la pueblan, un paso entre otros en el camino histórico del judío errante… La contribución de los judíos rusos a la comunidad judía internacional ha sido y será la más significativa . No hay salvación para nosotros sin Rusia, como no hay salvación para Rusia sin nosotros ". 21

Esta interdependencia es afirmada aún más categóricamente por el diputado de la segunda y tercera Dumas, O. I. Pergament: “Ninguna mejora de la situación interna de Rusia 'es posible sin la emancipación simultánea de los judíos del yugo de la desigualdad'”. 22

Y allí, no se puede ignorar la personalidad excepcional del jurista GB Sliosberg: entre los judíos fue uno de los que, durante décadas, tuvo las relaciones más estrechas con el Estado ruso, a veces como diputado del secretario principal del Senado, a veces como consultor del Ministerio del Interior, pero a quien muchos judíos reprocharon su costumbre de pidiendo las autoridades por los derechos de los judíos, cuando había llegado el momento demanda ellos. Escribe en sus memorias: “Desde pequeño me he acostumbrado a considerarme ante todo judío. Pero desde el comienzo de mi vida consciente también me sentí como un hijo de Rusia ... Ser un buen judío no significa que uno no sea un buen ciudadano ruso ”. 23 - “En nuestro trabajo, no estábamos obligados a superar los obstáculos encontrados a cada paso por los judíos de Polonia debido a las autoridades polacas ... En el sistema político y administrativo ruso, los judíos no representamos un elemento extranjero, en la medida en que, en Rusia convivieron muchas nacionalidades. Los intereses culturales de Rusia no entraron en conflicto de ninguna manera con los intereses culturales de la comunidad judía. Estas dos culturas eran algo complementarias ". 24 Incluso agregó esta observación un tanto humorística: la legislación sobre judíos era tan confusa y contradictoria que en los años 90, "era necesario crear una jurisprudencia específica para los judíos utilizando métodos puramente talmúdicos". 25

Y nuevamente, en un registro más alto: “La relajación del yugo nacional que se ha sentido en los últimos años, poco antes de que Rusia entrara en un período trágico de su historia, llevaba en los corazones de todos los judíos rusos la esperanza de que la conciencia judía rusa tomar gradualmente un camino creativo, el de reconciliar los aspectos judíos y rusos en la síntesis de una unidad superior ". 26

Y podemos olvidar que, entre los siete autores del incomparable Hitos *, tres eran judíos: M. O. Gershenzon, A. S. Izgoev ‐ Lande y S. L. Frank?

Pero hubo reciprocidad: en las décadas anteriores a la revolución, los judíos se beneficiaron del apoyo masivo y unánime de los círculos progresistas. Quizás la amplitud de este apoyo se deba a un contexto de bullying y pogromos, pero nunca ha sido tan completo en ningún otro país (y quizás nunca en todos los siglos pasados). Nuestra intelectualidad fue tan generosa, tan amante de la libertad, que excluyó el antisemitismo de la sociedad y de la humanidad, además, la que no dio su apoyo franco y masivo a la lucha por la igualdad de derechos de los judíos, que no la convirtió en un prioridad, fue considerado un "antisemita despreciable". Con su conciencia moral en constante despertar y su extrema sensibilidad, la intelectualidad rusa buscó comprender y asimilar la visión judía de las prioridades que afectan a toda la vida política: se considera progresista todo lo que es una reacción contra la persecución de los judíos, todo lo demás es reaccionario. La sociedad rusa no solo defendió con firmeza a los judíos contra el gobierno, sino que se prohibió a sí misma y prohibió a cualquiera mostrar cualquier rastro de una sombra de crítica a la conducta de cada judío en particular: ¿y si esto conllevaba antisemitismo dentro de mí? (La generación formada en ese momento conservó estos principios durante décadas).

V. A. Maklakov evoca en sus memorias un episodio significativo ocurrido durante el congreso de los Zemstvo en 1905, cuando la ola de pogromos contra judíos e intelectuales acababa de arrasar y empezar a cobrar fuerza los pogromos dirigidos contra terratenientes. "MI. V. de Roberti propuso no extender la amnistía [exigida por el congreso] a los delitos relacionados con la violencia contra niños y mujeres ”. Inmediatamente se sospechó que quería introducir una enmienda de "clase", es decir, preocuparse por las familias de las nobles víctimas de los pogromos. "MI. De Roberti se apresuró ... para tranquilizar a todos: "No tenía absolutamente ningún plan con respecto a la propiedad de los nobles ... Cinco o veinte propiedades incendiadas, esto no tiene importancia. Tengo a la vista la masa de bienes inmuebles y casas pertenecientes a judíos, que fueron incendiados y saqueados por los Black Hundreds '”. 27

Durante el terror de 1905-1907, Gerzenstein (que se había mostrado irónico sobre los incendios inmobiliarios de los nobles) e Iollos fueron considerados mártires, pero nadie entre las miles de otras víctimas inocentes lo fue. En El último autócrata, publicación satírica que los liberales rusos publicaron en el exterior, consiguieron colocar la siguiente leyenda bajo el retrato del general a quien el terrorista Hirsch Lekkert había intentado en vano asesinar: “Por su culpa”[Hago hincapié en: A. S.], el zar "había ejecutado ... al judío Lekkert". 28

No eran solo los partidos de la oposición, era toda la masa de funcionarios de clase media los que temblaban ante la idea de sonar como “no progresistas”. Era necesario gozar de una buena fortuna personal, o poseer una notable libertad mental, para resistir con valentía la presión de la opinión general. En cuanto al mundo del bar, del arte, de la ciencia, el ostracismo golpeó de inmediato a cualquiera que se alejara de este campo magnético.

Solo León Tolstoi, que disfrutaba de una posición única en la sociedad, podía permitirse decir que, para él, la cuestión judía estaba en el puesto 81.

los Enciclopedia judía se quejó de que los pogromos de octubre de 1905 "provocaron en la intelectualidad progresista una protesta que no era específica [es decir, exclusivamente centrada en los judíos], sino general, orientada hacia todas las manifestaciones de la 'contrarrevolución' en todas sus formas". 29

Además, la sociedad rusa habría dejado de ser ella misma si no hubiera llevado todo a una única cuestión candente: ¡zarismo, todavía zarismo, siempre zarismo!

Pero la consecuencia fue la siguiente: "Después de los días de octubre [los pogromos de 1905], sólo los judíos de Rusia y otros países trajeron ayuda concreta a las víctimas judías". 30 Y Berdyaev agregó: "¿Eres capaz de sentir el alma del pueblo judío? ... No, estás luchando ... a favor de una humanidad abstracta". 31

Esto lo confirma Sliosberg: “En los círculos políticamente evolucionados”, la cuestión judía “no era política en el sentido amplio del término. La sociedad estuvo atenta a las manifestaciones de la reacción en todas sus formas ”. 32

Para corregir este error de juicio de la sociedad rusa, una colección de artículos titulada Mierda [El Escudo] se publicó en 1915: asumió global y exclusivamente la defensa de los judíos, pero sin la participación de estos últimos como escritores, estos eran rusos o ucranianos, y allí se reunió un hermoso pincho de celebridades de la época. —Casi cuarenta nombres. 33 Toda la colección se basó en un solo tema: “Judíos en Rusia” es unívoca en sus conclusiones y sus formulaciones denotan en algunos lugares un cierto espíritu de sacrificio.

Algunas muestrasL. Andreev: “La perspectiva de una solución cercana al problema judío provoca un sentimiento de 'alegría cercana al fervor', la sensación de estar libre de un dolor que me ha acompañado toda mi vida”, que era como “una joroba en la espalda "" Respiré aire venenoso ... "-M. Gorky: "Los grandes pensadores europeos consideran que la estructura psíquica del judío es culturalmente más alta, más hermosa que la del ruso". (Luego se regocijó por el desarrollo en Rusia de la secta de los sabatistas y la del "Nuevo Israel").P. Maliantovitch: “La arbitrariedad a la que están sometidos los judíos es un reproche que, como una mancha, cubre el nombre del pueblo ruso… Los mejores rusos lo sienten como una vergüenza que te persigue toda la vida. Somos bárbaros entre los pueblos civilizados de la humanidad ... estamos privados del precioso derecho a estar orgullosos de nuestro pueblo ... La lucha por la igualdad de derechos de los judíos representa para el hombre ruso ... una causa nacional de primera importancia ... La arbitrariedad sometida a los judíos condenan a los rusos al fracaso en sus intentos de alcanzar su propia felicidad ". Si no nos preocupamos por la liberación de los judíos, "nunca podremos resolver nuestros propios problemas".K. Arseniev: "Si eliminamos todo lo que obstaculiza a los judíos, veremos 'un aumento en las fuerzas intelectuales de Rusia'".A. Kalmykova: "Por un lado, nuestra 'estrecha relación espiritual con el mundo judío en el dominio de los valores espirituales más elevados' por el otro, 'los judíos pueden ser objeto de desprecio, de odio'".L. Andreev: “Somos nosotros, los rusos, los Judios de Europa nuestro frontera, es precisamente el Palidez de asentamiento.”—D. Merezhkovsky: “¿Qué esperan los judíos de nosotros? ¿Nuestra indignación moral? Pero esta indignación es tan fuerte y tan simple ... que solo tenemos que gritar con los judíos. Esto es lo que hacemos. ”- Por el efecto de no estoy seguro de qué malentendido, Berdyaev no es uno de los autores de la Blindaje. Pero dijo de sí mismo que había roto con su medio desde su más tierna juventud y que prefería frecuentar a los judíos.

Todos los autores del Blindaje definir el antisemitismo como un sentimiento innoble, como “una enfermedad de la conciencia, obstinada y contagiosa” (D. Ovsianikov-Kulikovsky, académico). Pero al mismo tiempo, varios autores señalan que “los métodos y procesos ... de los antisemitas [rusos] son ​​de origen extranjero” (P. Milyukov). “El último grito de la ideología antisemita es producto de la industria alemana del espíritu ... La teoría 'aria' ... ha sido retomada por nuestra prensa nacionalista ... Menshikov * [copia] las ideas de Gobineau” (F. Kokochkin) . La doctrina de la superioridad de los arios en relación con los semitas es "de fabricación alemana" (ver Ivanov).

Pero para nosotros, con nuestra joroba en la espalda, ¿qué cambia? Invitado por el "Círculo Progresista" a finales de 1916, Gorky "dedicó las dos horas de su conferencia a hacer rodar al pueblo ruso en el barro y elevar a los judíos a los cielos", como señaló el diputado progresista Mansyrev, uno de los fundadores del “Círculo”. 34

Un escritor judío contemporáneo analiza este fenómeno con objetividad y lucidez: “Asistimos a una profunda transformación de las mentes de los rusos cultos que, lamentablemente, tomaron en serio el problema judío mucho más de lo que se esperaba ... La compasión por los judíos se transformó en un imperativo casi tan categórico como la fórmula 'Dios, el Zar, la Patria' ”como para los judíos,“ aprovecharon esta profesión de fe según su grado de cinismo ”. 35 Al mismo tiempo, Rozanov habló del "ávido deseo de los judíos de apoderarse de todo". 36

En los años 20, V. Choulguine lo resumió de la siguiente manera: “En ese momento [un cuarto de siglo antes de la revolución], los judíos habían tomado el control de la vida política del país… El cerebro de la nación (si exceptuamos el gobierno y los círculos cercanos a él) se encontraba en manos de los judíos y estaba acostumbrado a pensar de acuerdo con sus directivas ”. "A pesar de todas las 'restricciones' a sus derechos, los judíos se habían apoderado del alma del pueblo ruso". 37

Pero, ¿fueron los judíos quienes se apoderaron del alma rusa o los rusos simplemente no sabían qué hacer con ella?

Todavía en el escudoMerezhkovsky trató de explicar que el filo-semitismo había surgido como reacción al antisemitismo, que se afirmaba la valoración ciega de una nacionalidad extranjera, que la absolutización del "no" conducía a la del "sí". 38 Y el profesor Baudouin de Courtenay reconoció que “muchos, incluso entre los 'amigos políticos' de los judíos, experimentan repulsión y la reconocen en privado. Aquí, por supuesto, no hay nada que hacer. La simpatía y la antipatía ... no son impuestas ". No obstante, debemos confiar "no en los afectos, sino en la razón". 39

La confusión que reinaba en la mente de aquellos días fue sacada a la luz con mayor significado y alcance por PB Struve, quien dedicó toda su vida a derribar los obstáculos erigidos en el camino que lo llevaría del marxismo al imperio de la ley, y , en el camino, también obstáculos de otro tipo. La ocasión fue una polémica —caída en un profundo olvido, pero de gran trascendencia histórica— que estalló en el Slovo periódico en marzo de 1909 e inmediatamente ganó la totalidad de la prensa rusa.

Todo había comenzado con el "asunto Chirikov", un episodio cuya importancia se infló al extremo: una explosión de rabia en un pequeño círculo literario acusando a Chirikov, autor de una obra de teatro titulada Los judiosy bien dispuesto hacia ellos: ser antisemitas. (Y esto porque en una cena de escritores se había dejado pasar a decir que la mayoría de los críticos literarios de San Petersburgo eran judíos, pero ¿eran capaces de comprender la realidad de la vida rusa?) Este asunto sacudió muchas cosas en la sociedad rusa. . (El periodista Lioubosh escribió al respecto: "Son las velas de dos kopeks las que prendieron fuego a Moscú").

Considerando que no se había expresado suficientemente sobre el asunto Chrikov en un primer artículo, Jabotinsky publicó un texto titulado "Asemitismo" en el Slovo periódico el 9 de marzo de 1909.Expresó en él sus temores y su indignación por el hecho de que la mayoría de la prensa progresista quisiera silenciar este asunto. Que incluso un gran periódico liberal (se refería a la Noticias rusas) no había publicado una palabra durante veinticinco años sobre "las atroces persecuciones sufridas por el pueblo judío ... Desde entonces, la ley del silencio ha sido considerada como la última tendencia de los filosemitas progresistas". Precisamente aquí residía el mal: al pasar por alto la cuestión judía. (¡Solo podemos estar de acuerdo con esto!) Cuando Chirikov y Arabajine "nos aseguran que no hay nada antisemita en sus comentarios, ambos tienen toda la razón". Debido a esta tradición de silencio, “uno puede ser acusado de antisemitismo por haber solo pronunciado la palabra 'judío' o haber hecho el comentario más inocente sobre alguna particularidad de los judíos ... El problema es que los judíos se han convertido en un verdadero tabú que prohíbe las críticas más triviales, y que son ellos los grandes perdedores del asunto ". (¡Aquí nuevamente, solo podemos estar de acuerdo!) "Existe la sensación de que la palabra 'judío' se ha convertido en un término indecente". “Aquí hay un eco de un estado de ánimo general que se abre paso entre los estratos medios de la intelectualidad rusa progresista ... Todavía no podemos dar pruebas tangibles de ello, solo podemos tener un presentimiento sobre este estado de ánimo” -, pero es precisamente esto lo que lo atormenta: no hay pruebas, solo una intuición, y los judíos no verán venir la tormenta, serán atrapados desprevenidos. Por el momento, "solo vemos una pequeña nube formándose en el cielo y podemos escuchar un rodar distante, pero ya amenazador". No es antisemitismo, es solo “asemitismo”, pero eso tampoco es admisible, la neutralidad no puede justificarse: tras el pogromo de Kishinev y mientras la prensa reaccionaria vende “el remolino enardecido del odio”, el silencio de los progresistas periódicos sobre "una de las cuestiones más trágicas de la vida rusa" es inaceptable. 40

En el editorial del mismo número de Slovo, se formularon las siguientes reservas sobre el artículo de Jabotinsky & # 8217: “Las acusaciones del autor contra la prensa progresista corresponden, en nuestra opinión, a la realidad de las cosas. Entendemos los sentimientos que han inspirado al autor con sus amargas observaciones, pero imputar a la intelectualidad rusa la intención, por así decirlo deliberadamente, de barrer la cuestión judía bajo la alfombra, es injusto. La realidad rusa tiene tantos problemas sin resolver que no podemos dedicar mucho espacio a cada uno de ellos ... Sin embargo, si muchos de estos problemas se resuelven, esto tendrá efectos muy importantes, incluso para los judíos que son ciudadanos de nuestra patria común ". 41

Y si el editorialista del Slovo ¿Había preguntado entonces a Jabotinsky por qué no defendía a uno u otro de esos tontos que pronunciaban “el comentario más inocente sobre alguna particularidad de los judíos”? ¿Estaba interesada la opinión judía solo en ellos, ellos tomaron su parte? ¿O fue suficiente observar cómo la intelectualidad rusa se deshizo de estos “antisemitas”? No, los judíos no eran menos responsables que los demás de este "tabú".

Otro artículo del mismo periódico ayudó a lanzar la discusión: “El acuerdo, no la fusión”, de V. Golubev. De hecho, el caso Chirikov "está lejos de ser un caso aislado", "en el momento actual ... la cuestión nacional ... también es motivo de preocupación para nuestra intelectualidad". En el pasado reciente, especialmente en el año de la revolución *, nuestra intelectualidad ha “pecado mucho” por el cosmopolitismo. Pero “las luchas que se han librado dentro de nuestra comunidad y entre las nacionalidades que pueblan el Estado ruso no han desaparecido sin dejar rastro”. Al igual que las otras nacionalidades, en esos años, "los rusos tuvieron que mirar su propia cuestión nacional ... cuando las nacionalidades privadas de soberanía comenzaron a autodeterminarse, los rusos sintieron la necesidad de hacerlo también". Incluso la historia de Rusia, "nosotros, los intelectuales rusos, la conocemos quizás menos bien que la historia europea". "Los ideales universales ... siempre han sido más importantes para nosotros que la edificación de nuestro propio país". Pero, incluso según Vladimir Solovyov, que sin embargo está muy alejado del nacionalismo, “antes de ser portador de ideales universales, es fundamental elevarse a un cierto nivel nacional. Y el sentimiento de elevarse a sí mismo parece haber comenzado a abrirse camino en nuestra intelectualidad ". Hasta ahora, "hemos guardado silencio sobre nuestras propias peculiaridades". Recordarlos en nuestra memoria no constituye una manifestación de antisemitismo y opresión de otras nacionalidades: entre nacionalidades debe haber “armonía y no fusión”. 42

Es posible que el equipo editorial del diario haya tomado todas estas precauciones porque se disponía a publicar al día siguiente, 10 de marzo, un artículo de PB Struve, “La intelectualidad y el rostro nacional”, que casualmente había llegado a la misma hora que aquella. de Jabotinsky y también se ocupa del caso Chirikov.

Struve escribió: “Este incidente”, que “pronto será olvidado”, “ha demostrado que algo se ha movido en las mentes, se ha despertado y ya no se calmará. Y tendremos que confiar en eso ". “La intelectualidad rusa esconde su rostro nacional, es una actitud que no impone nada, que es estéril”. - “La nacionalidad es algo mucho más evidente [que la raza, el color de la piel] y, al mismo tiempo, algo sutil. Es la atracción y repulsión de la mente y, para tomar conciencia de ellas, no es necesario recurrir a la antropometría ni a la genealogía. Viven y palpitan en el fondo del alma ”. Uno puede y debe luchar para que estas atracciones / repulsiones no se conviertan en ley, "pero la equidad 'política' no requiere de nosotros una indiferencia 'nacional'". Estos atractivos y repulsiones nos pertenecen, son nuestros bienes ”,“ el sentimiento orgánico de nuestra pertenencia nacional… Y no veo la menor razón… para renunciar a esta propiedad en nombre de nadie ni de nada ”.

Sí, insiste Struve, es esencial trazar una frontera entre el ámbito legal, el político y el ámbito donde viven estos sentimientos. “Especialmente en lo que respecta a la cuestión judía, es a la vez muy fácil y muy difícil”. - “La cuestión judía es formalmente una cuestión de derecho” y, por ello, es fácil y natural ayudar a resolverla: conceder los judíos tienen los mismos derechos, ¡sí, por supuesto! Pero al mismo tiempo es “muy difícil porque la fuerza de rechazo hacia los judíos en diferentes estratos de la sociedad rusa es considerable, y se requiere una gran fuerza moral y una mente muy racional para, a pesar de esta repulsión, resolver definitivamente esta cuestión de derecho . " Sin embargo, “aunque existe una gran fuerza de rechazo hacia los judíos entre grandes segmentos de la población rusa, de todos los 'extranjeros' los judíos son los más cercanos a nosotros, los que están más estrechamente vinculados a nosotros. Es una paradoja histórico-cultural, pero lo es. La intelectualidad rusa siempre ha considerado a los judíos como rusos, y no es fortuito ni resultado de un "malentendido". La iniciativa deliberada de rechazar la cultura rusa y afirmar la singularidad 'nacional' judía no pertenece a la intelectualidad rusa, sino a este movimiento conocido como sionismo ... No siento ninguna simpatía por el sionismo, pero entiendo que el problema de la nacionalidad 'judía' sí existe ”, e incluso se plantea cada vez más. (Es significativo que ponga "nacional" y "judío" entre comillas: todavía no puede creer que los judíos piensen en sí mismos como otros.) "No existen en Rusia otros 'extranjeros' que desempeñen un papel tan importante en La cultura rusa ... Y aquí hay otra dificultad: desempeñan este papel sin dejar de ser judíos ". No se puede, por ejemplo, negar el papel de los alemanes en la cultura y la ciencia rusas, pero al sumergirse en la cultura rusa, los alemanes se integran completamente en ella. "¡Con los judíos, eso es otro asunto!"

Y concluye: “No debemos engañar [nuestro sentimiento nacional] ni esconder nuestros rostros… Tengo derecho, como cualquier ruso, a estos sentimientos… Cuanto mejor se entienda… menos habrá malentendidos en el futuro”. 43

Sí… ¡Oh, si nos hubiéramos despertado, tanto como lo estamos, unas décadas antes! (Los judíos, ellos, se habían despertado mucho antes que los rusos).

Pero al día siguiente, fue un torbellino: ¡como si todos los periódicos hubieran esperado eso! Del liberal Hacha Gazeta ("¿Es este el momento para hablar de esto? ”) y el periódico de derecha Novoie Vremia al órgano del partido constitucional democrático Vomitar fácilmente donde Milyukov no pudo evitar exclamar: Jabotinsky "ha logrado romper el muro del silencio, y todas las cosas aterradoras y amenazantes que la prensa progresista y la intelectualidad habían tratado de ocultar a los judíos ahora aparecen en su verdadera dimensión". Pero, más tarde, discutidor y frío como de costumbre, Milyukov pasa al veredicto. Comienza con una advertencia importante: ¿A dónde lleva? ¿Quién se beneficia de ella? ¡El “rostro nacional” que, además, “no debemos esconder”, es un paso hacia lo peor del fanatismo! (Por lo tanto, el "rostro nacional" debe Así, `` la pendiente resbaladiza del nacionalismo estético precipitará a la intelectualidad hacia su degeneración, hacia un verdadero chovinismo tribal '' engendrado `` en la pútrida atmósfera de la reacción que reina en la sociedad actual ''. 44

Pero P. B. Struve, con una agilidad casi juvenil a pesar de sus cuarenta años, toma represalias apenas el 12 de marzo en las columnas de la Slovo al "discurso del profesor" de Milyukov. Y, sobre todo, a este juego de manos: "¿A dónde lleva?" (“¿Quién se beneficia?” “¿Quién sacará las castañas del fuego?” - así es como la gente será silenciada, digan lo que digan, durante cien años o más. Hay un proceso de falsificación que denota una incapacidad total para entender que un discurso puede ser honesto y tener peso en sí mismo.) - “Nuestro punto de vista no se refuta en el fondo”, sino que se confronta en el modo polémico a “una proyección”: “¿A dónde conduce?”. 45 (Unos días después, volvió a escribir en el Slovo: “Es un proceso antiguo desacreditar tanto una idea que no se comparte como quien la formula, insinuando pérfidamente que la gente de Novoie Vremia o Russkoye Znamya lo encontrará bastante de su agrado. Este procedimiento es, en nuestra opinión, absolutamente indigno de una prensa progresista ". 46) Luego, en cuanto al fondo: “Las cuestiones nacionales están, hoy en día, asociadas a sentimientos poderosos, a veces violentos. En la medida en que expresan en todos la conciencia de su identidad nacional, estos sentimientos son plenamente legítimos y ... sofocarlos es ... una gran villanía ”. Eso es todo: si son reprimidos, reaparecerán desnaturalizados. En cuanto a este "" asemitismo ", que sería lo peor, de hecho es un terreno mucho más favorable para una solución legal de la cuestión judía que la lucha interminable entre" antisemitismo "y" filo-semitismo ". No hay ninguna nacionalidad no rusa que necesite & # 8230 que todos los rusos la amen sin reservas. Menos aún que finjan amarlo. En verdad, el 'asemitismo', combinado con una concepción clara y lúcida de ciertos principios morales y políticos y ciertas limitaciones políticas, es mucho más necesario y útil para nuestros compatriotas judíos que un 'filosemitismo' sentimental y suave ”, especialmente si esto uno es simulado. Y “es bueno que los judíos vean el 'rostro nacional'” del constitucionalismo ruso y la sociedad democrática. Y "no les sirve de nada hablar bajo la ilusión de que este rostro pertenece sólo al fanatismo antisemita". Este no es "la cabeza de la Medusa, sino el rostro honesto y humano del Nación rusa, sin el cual el Estado ruso no se pondría de pie ". 47 —Y de nuevo estas líneas de Slovo& # 8216s equipo editorial: "Armonía ... implica reconocimiento y respeto por todas las especificidades de cada [nacionalidad]". 48

Continuaron acalorados debates en los periódicos. “En unos pocos días se formó toda una literatura sobre el tema”. Asistimos "En la Prensa Progresista ... a algo impensable incluso hace poco tiempo: ¡hay un debate sobre la cuestión del nacionalismo gran-ruso!" 49 Pero la discusión sólo alcanzó este nivel en el Slovo los otros trabajos se concentraron en la cuestión de las “atracciones y repulsiones”. 50 La intelectualidad dirigió su ira hacia su héroe del día anterior.

Jabotinsky también dio voz, e incluso dos veces ... “El oso salió de su guarida”, arremetió, dirigido a P. Struve, un hombre que, sin embargo, estaba muy tranquilo y equilibrado. Jabotinsky, en cambio, se sintió ofendido al calificar su artículo, así como el de Milyukov, como “una famosa hornada”: “su lánguida declamación está impregnada de hipocresía, falta de sinceridad, cobardía y oportunismo, por eso es tan incorregible inútil "y para ironizar al citar a Milyukov: así" la santa y pura intelectualidad rusa de antaño "" sintió sentimientos de 'repulsión' ante el encuentro de los judíos? & # 8230 Extraño, ¿no? " Criticó "el clima 'santo y puro' de este maravilloso país", y las especies zoológicas de Yursus judaeophagus intelectualis. " (El conciliador Winaver también tomó por su rango: "el lacayo judío del palacio ruso"). Jabotinsky fulminó con la idea de que los judíos deberían esperar "hasta que se resolviera el problema político central" (es decir, la deposición del zar & # 8217s): & # 8220 Te agradecemos por tener una opinión tan halagadora sobre nuestra disposición a comportarnos como un perro con su amo ”,“ Sobre la celeridad del fiel Israel ”. Incluso concluyó afirmando que "nunca antes la explotación de un pueblo por otro se había revelado con un cinismo tan ingenioso". 51

Hay que admitir que esta excesiva virulencia apenas contribuyó a la victoria de su causa. Además, el futuro cercano iba a mostrar que era precisamente la deposición del zar lo que abriría a los judíos a más posibilidades de las que buscaban obtener, y cortaría la hierba bajo los pies del sionismo en Rusia tanto y tan bien que Jabotinsky también fue engañado sobre el fondo.

Mucho más tarde y con el retroceso del tiempo, otro testigo de esa época, entonces miembro del Bund, recordó que “en los años 1907-1914, algunos intelectuales liberales se vieron afectados por la epidemia, si no de abierto antisemitismo, en menos el 'asemitismo' que golpeó a Rusia entonces, por otro lado, habiendo superado las tendencias extremistas que habían surgido durante la primera revolución rusa, se sintieron tentados a responsabilizar a los judíos, cuya participación en la revolución había sido descarada ". En los años previos a la guerra, "el auge del nacionalismo ruso estuvo presente ... en ciertos círculos donde, a primera vista, el problema judío era, poco tiempo antes, percibido como un problema ruso". 52

En 1912, el propio Jabotinsky, esta vez en un tono más equilibrado, informó esta juiciosa observación de un destacado periodista judío: en cuanto los judíos se interesan por alguna actividad cultural, inmediatamente esta última se vuelve ajena al público ruso, que ya no es atraído por él. Una especie de invisible rechazo. Es cierto, que no se puede evitar una demarcación nacional, será necesario organizar la vida en Rusia “sin adiciones externas que, en una cantidad tan grande, tal vez no puedan ser toleradas [por los rusos]”. 53

Para considerar todo lo que se ha presentado anteriormente, la conclusión más acertada es decir que dentro de la intelectualidad rusa se estaban desarrollando simultáneamente (como la historia ofrece muchos ejemplos) dos procesos que, en lo que respecta al problema judío, se distinguían por una cuestión de temperamento, no por un grado de simpatía. Pero el representado por Struve era demasiado débil, inseguro y estaba sofocado. Mientras que el que había pregonado su filo-semitismo en la colección El escudo gozó de una amplia publicidad y se impuso entre la opinión pública. Solo hay que lamentar que Jabotinsky no reconociera el punto de vista de Struve a su valor razonable.

En cuanto al debate de 1909 en el Slovo columnas, no se limitó a la cuestión judía, sino que se convirtió en una discusión de la conciencia nacional rusa, que, después de los ochenta años de silencio que siguieron, sigue siendo hoy vivaz e instructiva, —P. Struve escribió: "Así como no debemos rusificar a quienes no lo quieren, tampoco debemos disolvernos en el multinacionalismo ruso". 54 —V. Golubev protestó contra la “monopolización del patriotismo y el nacionalismo por parte de grupos reaccionarios”: “Hemos perdido de vista el hecho de que las victorias obtenidas por los japoneses han tenido un efecto desastroso en la conciencia popular y el sentimiento nacional. Nuestra derrota no solo humilló a nuestros burócratas ”, como esperaba la opinión pública,“ sino, indirectamente, también a la nación ”. (¡Oh, no, no "indirectamente": muy directamente!) "La nacionalidad rusa ... ha desaparecido". 55 Tampoco es broma el florecimiento de la propia palabra “ruso”, que se ha transformado en “auténticamente ruso”. La intelectualidad progresista ha dejado ir estas dos nociones, abandonándolas a la gente de derecha.“Patriotismo, solo lo podíamos concebir entre comillas”. Pero "debemos competir con el patriotismo reaccionario con un patriotismo popular ... Nos hemos congelado en nuestro rechazo al patriotismo de los Cien Negros, y si nos hemos opuesto a algo, no es otra concepción de patriotismo, sino de ideales universales". 56 Y, sin embargo, todo nuestro cosmopolitismo no nos ha permitido, hasta hoy, confraternizar con la sociedad polaca ... 57

A. Pogodin pudo decir que después de la violenta acusación contra el libro de Danilevsky y # 8217 de V. Solovyov, Rusia y Europa, después de los artículos de Gradovsky & # 8217, fueron "las primeras manifestaciones de esta conciencia que, como el instinto de autoconservación, despierta entre los pueblos cuando el peligro los amenaza". (Casualmente, en el mismo momento en que tuvo lugar esta polémica, Rusia tuvo que soportar su humillación nacional: se vio obligada a reconocer con lastimosa resignación la anexión por Austria de Bosnia y Herzegovina, que equivalía a un “Tsou-Shina diplomático”. ) “La fatalidad nos lleva a plantear esta cuestión, que antes era totalmente ajena a la intelectualidad rusa, pero que la vida misma nos impone con una brutalidad que prohíbe toda evasión”. 58

En conclusión, el Slovo escribió: "Un incidente fortuito desató una gran tormenta periodística". Esto significa que "la sociedad rusa necesita conciencia nacional". En el pasado, "se había apartado no solo de una falsa política antinacional ... sino también del nacionalismo genuino sin el cual no se puede construir una política". Un pueblo capaz de crear "no puede dejar de tener su propio rostro". 59 "Minine * era sin duda un nacionalista". Un nacionalista constructivo, que posee el sentido del Estado, es peculiar de viviendo naciones, y eso es lo que necesitamos ahora. 60 "Al igual que hace trescientos años, la historia nos dice que respondamos", que digamos, "en las oscuras horas del juicio ... si tenemos el derecho, como cualquier pueblo digno de ese nombre, de existir por nosotros mismos". 61

Y sin embargo, incluso si, aparentemente, el año 1909 fue bastante pacífico, ¡uno sintió que la Tormenta estaba en el aire!

Sin embargo, ciertas cosas no se perdieron de vista (M. Slavinski): “Los intentos de rusificar o, más exactamente, de imponer el modelo ruso-ruso en Rusia ... han tenido un efecto desastroso en las peculiaridades nacionales vivas, no solo de todas las no - pueblos soberanos del Imperio, pero también y sobre todo del pueblo de la Gran Rusia ... Las fuerzas culturales del pueblo de la Gran Rusia resultaron insuficientes para esto ". "Para la nacionalidad de la Gran Rusia, solo el desarrollo del interior, una circulación normal de la sangre, es bueno". 62 (¡Ay! Incluso hoy, la lección no ha sido asimilada). “Necesaria es la lucha contra el nacionalismo fisiológico, [cuando] un pueblo más fuerte intenta imponer a otros que lo son menos una forma de vida que les es ajena”. 63 Pero un imperio como éste no podía estar constituido únicamente por la fuerza física, también había una “fuerza moral”. Y si poseemos esta fuerza, entonces la igualdad de derechos de otros pueblos (tanto judíos como polacos) no nos amenaza de ninguna manera. 64

Ya en el siglo XIX, y con mayor razón a principios del siglo XX, la intelectualidad rusa sentía que estaba en un alto nivel de conciencia global, universalidad, cosmopolitismo o internacionalidad (en ese momento, se hizo poca diferencia entre todas estas nociones). En muchos campos, había negado casi por completo lo que era ruso, nacional. (Desde lo alto de la tribuna de la Duma, uno practicó el juego de palabras: "patriota-Iscariote").

En cuanto a la intelectualidad judía, no negó su identidad nacional. Incluso los socialistas judíos más extremistas lucharon por reconciliar su ideología con el sentimiento nacional. Al mismo tiempo, no había voz entre los judíos —desde Dubnov hasta Jabotinsky, pasando por Winaver— para decir que la intelectualidad rusa, que apoyaba a sus hermanos perseguidos con toda su alma, no podía rendirse. su propia sentimiento nacional. La equidad lo hubiera requerido. Pero nadie percibió esta disparidad: bajo la noción de igualdad de derechos, los judíos entendieron algo más.

Así, la intelectualidad rusa, solitaria, tomó el camino hacia el futuro.

Los judíos no obtuvieron los mismos derechos bajo los zares, pero —y probablemente en parte por esta misma razón— obtuvieron la mano y la fidelidad de la intelectualidad rusa. El poder de su desarrollo, su energía, su talento penetrado la conciencia de la sociedad rusa. La idea que teníamos de nuestras perspectivas, de nuestros intereses, el ímpetu que le dimos a la búsqueda de soluciones a nuestros problemas, todo esto, lo incorporamos a la idea que ellos mismos estaban consiguiendo. Hemos adoptado su visión de nuestra historia y cómo salir de ella.

Comprender esto es mucho más importante que calcular el porcentaje de judíos que intentaron desestabilizar Rusia (a todos los que lo hicimos nosotros), que hicieron la revolución o participaron en el poder bolchevique.


Jevno Azef

Jevno Fišelevitš Azef (ven. Е́вно Фи́шелевич Азе́ф, 1869 Grodnon läänin Volkovyskin kihlakunnan Lyskov, nykyinen Valko-Venäjä - 24. huhtikuuta 1918 Berliini) oli yksi Venäjän sosialist johnkantajolumoukshinika.

Jevno Azef syntyi juutalaisen [1] räätälin perheeseen. Vuonna 1890 hän valmistui lukiosta Donin Rostovissa ja vuonna 1892 matkusti Saksan Karlsruheen, [2] jossa hän opiskeli sähköinsinööriksi. [3]

Vuonna 1893 Azef tarjoutui toimittamaan Donin Rostovin santarmipäällikölle tietoja venäläisistä opiskelutovereistaan. Seuraavien 16 vuoden ajan hän toimi Venäjän salaisen poliisin ilmiantajana. Poliisin kehotuksesta hän liittyi vuonna 1899 sosialistivallankumoukselliseen järjestöön. [2] Vuonna 1901 hän oli mukana perustamassa sosialistivallankumouksellista puoluetta ja vuodesta 1903 lähtien toimi sen terrorismoia harjoittaneen taistelujärjestön johtajana. [4] Kaksoisroolissaan Azef osallistui sisäministeri Vjatšeslav von Plehwen ja suuriruhtinas Sergei Aleksandrovitšin murhien sekä lähes 30 muun terroriteon suunnitteluun. Samaan aikaan hän ilmiantoi suurimman osan puolueen taistelujärjestön jäsenistä. [5]

Toimittaja Vladimir Burtsev todisti Azefin poliisin agentiksi vuonna 1908. Hänen paljastumisensa oli vakava isku sekä hallitukselle että sosialistivallankumouksellisille. Puolueen keskuskomitea langetti Azefille kuolemantuomion, mutta keräämänsä pääoman turvin hänen onnistui paeta ulkomaille. Saksan poliisi vangitsi hänet vuonna 1915 venäläisenä vakoilijana. Brest-Litovskin rauhan jälkeen Azef vapautettiin, mutta hän kuoli pian munuaissairauteen. [2]


Jevno Azef

Jevno Fisjelevitj Azef, född 1869 i Lyskovo, död 1918 i Berlín, var en rysk revolutionär och dubbelagent.

Azef var född i en fattig judisk familj. Redan som estudiante vid Karlsruhes Polytechnikum (varifrån han utgått såsom diplomingenjör) började han sin tjänst i ryska hemliga polisen. 1899 började han samtidigt att energiskt medarbeta i social-revolutionärernas parti. 1903 blåste Azef nytt liv i detta partis terrororganisation, inom vilket han åtnjöt en självhärskares auktoritet, och började nu ett synnerligen listigt och lömskt dubbelspel, i detiene han än förrådde terrorista de la ciudad de San Petersburgo, i det. 1905, attentatet mot tsaren 1907 med flera - än planerade och personligen deltog i terroristhandlingar som ministern Vjatjeslav von Plehves mord 1904, mordet på storfurst Sergej Alexandrovitj 1905 med flera. Azef var i sina djärva planer ovanligt förutseende, även beträffande de minsta detaljer, i deras utförande tålmodig och försiktig och fordrade ett exakt och noggrant uppfyllande av alla konspirationsregler. De egenskaparna gjorde det möjligt för honom att bajo lång tid samtidigt bana sin två karriärer, dels som medlem av hemliga polisen, dels som framstående revolutionär. 1907 börande Azef för att motarbeta uppkomna rykten om opålitlighet planera ett mord på Nikolaj II, men avslöjades redan 1908 av den välkända revolutionären och publicisten Vladimir Burtsev. Social-revolutionärernas parti dömde nu Azef till döden, men han lyckades försvinna och levde från 1910 bajo antaget namn i Berlin, en tid hade han tillsammans med sin hustru en korsettateljé. Under världskriget arresterades Azef i egenskap av rysk undersåte av de tyska myndigheterna.


Libros y revistas académicas

Geifman, Anna. Matarás: terrorismo revolucionario. Prensa de la Universidad de Princeton. Princeton. 1995

Matarás hace un buen trabajo explicando los motivos políticos y culturales detrás del terrorismo desde finales del período imperial hasta después de la Revolución de Octubre. El libro está estructurado de manera que analiza el papel del terrorismo en cada facción política (socialdemócratas, socialrevolucionarios, kadetes, etc.). Específicamente, el profesor Geifman se centra en cómo cada facción recurrió al terror para luchar contra el gobierno imperial. También documentó los actos de terrorismo de importancia histórica, como el asesinato de Stylopin.

  • Social revolucionarios& # 8211 Facción de comunistas agrarios fundada en 1902. El partido SR se fundó sobre la ideología del movimiento populista ruso. El terrorismo podría considerarse parte integrante de este partido. Los partidarios de esta facción provienen principalmente de las regiones de caucus relativamente rurales. El SR a menudo se alinea con varios bandidos y anarquistas locales. El terrorismo llevado a cabo por la RE incluyó ataques a policías, asesinatos de figuras públicas, destrucción de edificios y monumentos gubernamentales. Debido a la naturaleza en gran parte desorganizada de los ataques, era ambiguo si la mayoría de la actividad terrorista fue realmente aprobada por los funcionarios del partido SR.

Grigory Gershuni fue el socialista revolucionario que fundó la rama terrorista, Combat Organisation. Fue arrestado como resultado del asunto Azef.

  • Socialdemócratas& # 8211 Este grupo fue el Partido Comunista Proletario original que luego se separó en los bolcheviques y los mencheviques. Fundada en 1883, esta facción política se basó principalmente en las áreas más urbanas y ciudades populosas como San Petersburgo y Moscú. En comparación con los socialrevolucionarios, el SD estaba mucho más organizado. Querían una revolución comunista del proletariado. En términos de terror, el SD era mucho más discreto y organizado que sus contrapartes agrarias. Aunque el partido estuvo de acuerdo en que el terrorismo era necesario para derrocar al régimen zarista, las opiniones difieren sobre el alcance del terrorismo. Los bolcheviques creen que el terror y la violencia fueron cruciales para impulsar la revolución, mientras que los mencheviques creían en una revolución de ritmo más lento y un terror mínimo.

Kamo era un terrorista bolchevique que robó un banco en 1907 para financiar el partido.

  • Anarquistas El grupo más radical y desorganizado. Los objetivos políticos de los anarquistas eran & # 8220 demoler el orden contemporáneo & # 8221 y esencialmente crear una sociedad sin estado a través de una revolución social violenta. Muchas facciones anarquistas estaban compuestas por miembros excesivamente radicales del SR y el SD. Aunque la ideología detrás del anarquismo difiere de un lugar a otro, una teoría prominente proviene de los escritos de Petr Kropotkin, quien creía en la violencia masiva contra el gobierno más que en los actos terroristas individuales. Sin embargo, el alcance y la frecuencia de la violencia del anarquista supera al del SD y SR, en parte porque era difícil distinguir entre el terrorismo político anarquista y el crimen habitual cometido por un miembro del partido. Los anarquistas a menudo usaban el terror político como excusa para robar casas civiles y destruir propiedades.

Semanas, Theodore R. Nación y estado en la Rusia imperial tardía: nacionalismo y rusificación de la frontera occidental, 1863-1914. Prensa de la Universidad del Norte de Illinois. DeKalb. 2008

  • Aunque este libro no trata sobre terrorismo, explica el trasfondo político y cultural de la Rusia imperial tardía. El autor se centra en los conflictos entre los grupos multiétnicos y el nacionalismo. Las interacciones entre eslavos, polacos, judíos, rusos y varias otras minorías sacan a la luz algunas de las causas del aumento de la violencia terrorista en los años siguientes. Este libro también analiza la idea de & # 8220National Mentality & # 8221 del Imperio Ruso. Compararé las ideas de la Semana con respecto a los problemas nacionales y étnicos de la Rusia imperial con los puntos de Geifman sobre cómo varios grupos políticos vieron el terrorismo como una necesidad. Esta comparación proporcionará una comprensión más completa de por qué el terrorismo estaba tan extendido en la Rusia imperial tardía.

Geifman, Anna. Enredados en el terror: el asunto Azef y la revolución rusa. Recursos académicos. Wilmington. 2000

  • Esta es una de las pocas fuentes que se centra en los aspectos psicológicos del terrorismo. Evno Azef era un agente doble que trabajaba como espía para la policía imperialista zarista y como miembro activo de la Organización de Combate (una rama de los socialistas revolucionarios encargada de llevar a cabo actos de terrorismo y asesinatos). A través de la manipulación, Azef pudo hacer que arresten a Gershuni, el líder de la Organización de Combate, y obtener el puesto por sí mismo. Al mismo tiempo, también llevó a cabo una multitud de asesinatos importantes, incluido el del gran duque Sergio Alexandrovitch. Según la historiografía popular, Asef fue recordado como un provocador, pero Geifman sostiene lo contrario. Este libro se centra en los aspectos psicológicos del caso Azef. El autor finalmente concluye que fueron tanto la complicada vida personal de Azef & # 8217 como el caótico trasfondo político lo que lo llevó a hacer lo que hizo. Esto demuestra que la lógica y la racionalidad no siempre dictan las acciones humanas. La paradoja naturaleza / crianza, en este caso, se aplica para explicar algunas de las complejidades del terrorismo en este período.

Yevno Azef era un agente doble que trabajaba como miembro de la policía zarista y líder de la rama terrorista SR.

Geifman, Anna. Órdenes de muerte: la vanguardia del terrorismo moderno en la Rusia revolucionaria. Praeger Security International. Westport. 2010.

  • Este libro trata específicamente sobre el terrorismo en revolucionario. Lo que hace que esta fuente sea especial es que se enfoca más en la perspectiva de los terroristas en lugar de cómo el terrorismo juega en un esquema político mayor. También analiza las tendencias en la violencia organizada y cómo cambia gradualmente de apuntar a objetivos de alto perfil, como miembros de la monarquía zarista, a simplemente asesinatos sin sentido de civiles. Geifman atribuye esta degradación moral a la & # 8220 dislocación histórica & # 8221. Tomando un enfoque psicológico, explica que la desintegración de los valores tradicionales y el surgimiento del anarquismo y la cultura de la muerte crearon las condiciones perfectas para una revolución arraigada en el terrorismo. También argumenta que la Rusia revolucionaria fue el origen del terrorismo moderno.

Hutchinson, John F. Late Imperial Russia, 1890-1917. Longman. Londres Nueva York. 1999

  • Este libro cubre los últimos días de la Rusia imperial. Analiza las diversas razones de su colapso, incluidos los problemas en las estructuras sociales, el terrorismo, la radicalización, la revolución de 1905 y, finalmente, la Primera Guerra Mundial. También analiza al Tzar Nicholas como líder y como persona. Esta fuente es útil porque el alcance es lo suficientemente grande como para proporcionar una imagen más amplia de cómo cada factor cae en la historiografía, pero lo suficientemente estrecho como para permanecer en los límites del período imperialista tardío.

Mayer, Arno J. Las Furias: Violencia y Terror en la Revolución Francesa y Rusa.Prensa de la Universidad de Princeton. Princeton. 2000.

  • Esta fuente se centra en la conexión entre las ideologías sociales y el terror. Mayer compara el papel del capitalismo en la Revolución Francesa con el papel de la ideología marxista en su contraparte rusa. Explora el tema de la violencia organizada en ambos casos y cómo se desarrolló. Mayer yuxtapone la exportación de la Francia revolucionada, en la forma de las conquistas napoleónicas, con el terrorismo interno de Rusia.

Verhoeven, Claudia. El extraño Karakozov: la Rusia imperial, la modernidad y el nacimiento del terrorismo. Prensa de la Universidad de Cornell, Itaca. 2009

  • Esta fuente analiza el desarrollo del terrorismo y la violencia antiestatal en la Rusia imperial tardía. Verhoeven se centra en el ataque de Karakozov al zar Alejandro II como la chispa que catalizó el terrorismo para los grupos revolucionarios posteriores. Este libro aborda los factores políticos y psicológicos que iniciaron el terrorismo moderno. Ella sostiene que, en un estado autocrático, la gente es políticamente indefensa por naturaleza. Por lo tanto, el terrorismo se convirtió en uno de los únicos medios para realizar cambios. También yuxtapone el desarrollo de la violencia con el desarrollo de la ideología, la ciencia y la participación política pública. Esta fuente sirve como un estudio de caso sobre el asesinato de Alejandro II y un análisis de cómo surgió el terrorismo moderno en Rusia.

Dmitry Karakozov fue la primera persona que intentó asesinar a un zar.

Naimark, Norman M. Terroristas y socialdemócratas: el movimiento revolucionario ruso bajo Alejandro III. Prensa de la Universidad de Harvard. Cambridge. 1983

  • Este libro aborda el tema de la violencia política desde un ámbito más estrecho que las fuentes académicas anteriores. En primer lugar, este libro sólo se centra en los socialdemócratas, que incluye a los bolcheviques y mencheviques. En segundo lugar, trata específicamente de la ola de terrorismo anterior a la Primera Guerra Mundial. Naimark considera el asesinato de Alejandro II como la chispa que inició el terrorismo moderno en Rusia.La reacción conservadora adoptada por su éxito Alejandro III solo radicalizó aún más a la sociedad rusa distanciada. Esta fuente no solo explica los motivos de los SD & # 8217 para llevar a cabo actos de violencia aparentemente anárquicos, sino que también describe muchas de las contramedidas zaristas. Por ejemplo, las reformas sociales de Pyotr Stolypin para mejorar la clase campesina dieron a muchos de los radicales exactamente lo que querían. Sin embargo, Stolypin fue asesinado. En resumen, el autor está argumentando que el malestar social y el odio por la autocracia eran irreparables. La ola de terrorismo entre el asesinato de Alejandro II y la Primera Guerra Mundial fue una estrategia calculada para crear el caos social antes de comenzar la revolución.

Pyoty Stopypin fue el primer ministro, conocido por sus reformas sociales progresistas y la represión del terrorismo. Fue asesinado en Kiev en 1911

Geifman, Anna. Rusia bajo el último zar: oposición y subversión, 1894-1917. Editores Blackwell. Malden. 1999

  • Este libro trata exclusivamente del régimen del último zar, Nicolás II, con una atención al terrorismo. Además, cubre muchos de los factores que contribuyeron al fin del gobierno autocrático en Rusia. Geifman analiza el fin de la Rusia imperial desde una perspectiva tanto política como psicológica. En términos de política, Rusia estaba en un estado problemático. El fracaso y la humillación de los ruso-japoneses, los diversos problemas de la Primera Guerra Mundial y el clamor interno por la reforma y la revolución se acumularon sobre el débil gobierno imperial. A nivel personal y psicológico, la hemofilia del príncipe & # 8217 y la personalidad indecisa y reaccionaria de Nicolás & # 8217 sólo contribuyeron al colapso de la autocracia.

Tubos, Richard, Degaev, Sergei. El asunto Degaev: terror y traición en la Rusia zarista. Prensa de la Universidad de Yale. New Haven. 2003

  • Sergei Degaev, como Azef, era un agente doble que trabajaba para la policía rusa y un miembro activo de Narodnaya. Este libro sirve como fuente primaria y secundaria porque Degaev contribuyó a él después de que huyó a los Estados Unidos. Esta fuente es útil porque podría compararse y contrastarse con el caso Azef. Aunque las historias parecen paralelas, la psicología y el trasfondo social en los dos casos proporcionan en última instancia una comprensión muy diferente de la mentalidad terrorista.

Leon Trotsky. Dictadura vs. Democracia (Terrorismo y Comunismo)

Esta es una fuente tanto primaria como secundaria. Aunque fue escrito por Trotsky, fue escrito como respuesta a Karl Kautsky, un destacado crítico del Estado soviético que cree que las tácticas bolcheviques para asumir el control estaban de acuerdo con la verdadera ideología marxista. Este libro es la defensa de Trotsky del terrorismo durante la revolución. Explica por qué el terrorismo fue necesario en el contexto de la Revolución Rusa. También pretende legitimar las acciones de los bolcheviques con el marxismo.


Ждем Павла на свежем воздухе (2)

18 июня состоялся новый административный процесс над членом Рады Объединения белорусов мира «Бацькаўшчына» и членом общественного объединения «Союз белорусских писателей» Павлом Северинцем. Общественному деятелю и писателю присудили новый срок административного наказания. Суммарно, в результате нескольких судебных заседаний, Павел Северинец приговорён приговорён к 90 суткановорён куткановорён куткановорён кутововорён кутововорён кутововорён кутововорён сутововорён к 90 сутканя вет ирий.

Основанием для такого неоправданно сурового наказания стало участие Павла Северинца в разрешённом пикете по сбору подписей за выдвижение кандидаткой в ​​президенты Республики Беларусь Светланы Тихановской, на котором (точнее, «после которого» - belisrael) он был задержан 7 июня 2020 года. На следующий день он был осуждён на 15 суток ареста с отбыванием в изоляторе временного содержания (ИВС) по адресу 1-й переулок Окрестина, 36а, где находится до сих пор.

Из сообщений средств массовой информации, куда обратились граждане, отбывавшие наказание в ИВС в то же время, что и Павел Северинец, следовало, что после появления в изоляторе осуждённых по политическим мотивам граждан и Павла Северинца в частности, узники этого учреждения начали ежедневно сталкиваться с беспрецедентными нарушениями прав, психологическим давлением и пытками, среди которых полный запрет на передачи со средствами личной гигиены, лишение спального белья и матрасов, сокращение времени пребывания на свежем воздухе, конфискация письменных принадлежностей и печатной продукции, заливание камер водой с хлоркой, унижение и употребление оскорблений в отношении арестованных, применение физического насилия и лишение сна.

По информации правозащитного центра «Весна», во время очередного судебного заседания, котсозоедания, котсозоегого на Минска] 18 июня, стало известно, что Павел Северинец последние 10 дней находился в карцере без доступа к питьевой воде и без личных вещей, которые у него были предварительно конфискованы.

Объединение белорусов мира «Бацькаўшчына» и ОО «Союз белорусских писателей» расценивают эти действия как грубое нарушение основных принципов национального законодательства и международного права. Нечеловеческие условия содержания Павла Северинца и иных узников прямо нарушают статью 23 Рцунстиковточнее, статью 25 - belisrael): «Лицо, заключенное под стражу, имеет право на судебную проверку законности его задержания или или. Más información 5 Всеобщей декларации прав человека, ст. 7 Международного пакта о гражданских и политических правах, Конвенцию ООН против пыток и других жестоких, бесчеловечных или унижающих достоинство видов обращения и наказания, принятых Республикой Беларусь как страной-учредителем Организации Объединённых Наций.

Требуем прекратить преследование общественного деятеля и писателя Павла Северинца, освободованца освободованиы иноверинца, освободованиы инодивить

Мы призываем власти страны безотлагательно инициировать служебное расследование в отношении сотрудников изолятора временного содержания ГУВД Мингорисполкома, допустивших злоупотребления своими полномочиями и строжайшим образом наказать виноватых.

Рада МОО ОБМ «Бацькаўшчына»

Рада ОО «Союз белорусских писателей»

Источник (дата публикации - 19.06.2020). Перевод с белорусского.

Недавние публичные собрания в поддержку белорусов, бросивших вызов режиму Лукашенко. Германия, Израиль (с 1:58)

Том Урецкий, бывший мозырянин Гена Кадинов из Гомеля

Павел Северинец

БЕЗДНА АЗЕФА

Не дай меня потопу унести,

сомкнуться могильной пасти надо мной.

Далеко-далеко, где-то на краю земли, есть такие места, глубина которых неизмерима. Бросишь туда камешек - и не услышишь ни звука в ответ.

В Беларуси такое место вдруг разверзается перед тобой на 52 ° 51' 17'' северной широты и 24 ° 36' 54'' восточной долготы, на границе Брестчины и Гродненщины, между Ружанской и Беловежской пущами. Деревенька Лысково на несколько десятков дворов, место захоронения классика польского сентиментализма Франтишка Карпинского, рождения епископа Александра Николая Гараина и родина величайшего провокатора ХХ века, лидера партии российских социалистов-революционеров, террориста Азефа.

Теперь Лысково - это 40 километров от Пружан, 443 жителя, средняя школа, Дом культуры, библиотека ... валы бывшего королевского замка XVI в, костёл Наисвятейшей Троицы, церковь Рождества Пресвятой Богородицы ... большое старинное кладбище.. Но если углубляешься в прошлое - занимает дух и земля уходит из-под ног.

Рождённый в Лысково в 1869-м, в семье бедного еврейского портного, Евно с юности участвовал войрол крили.

Обычный еврейский мальчик из белорусского местечка ... Но на фото из досье охранки (анфас, профиль) - уже тяжёлый чёрный взгляд небритого, звероподобного лица.

Когда же зародилось чудовище?

Ещё подростком, украв большую сумму денег, юный Евно выезжает за границу. Обман, крупные деньги и переход всяких границ отныне станут знаком его жизни.

Начинал великий провокатор ХХ века так же, как и какой-нибудь агент Вектор - за 50 рублей в месяц от секретного департамента полиции Российской империи пошёл постукивать на своих однокурсников в Политехническом институте в Карлсруэ. Оказался очень проворным: в результате успешной шпионской работы выдвинулся на первые роли в российском социал-революционном движении, участвовал в объединении разрозненных подпольных кружков - и вот после ареста литовского еврея Гершуни уже в 1903-м стал руководителем Боевой организации эсеров. Террористом № 1 в империи. На этот момент жалованье Евно Фишелевича Азефа («инженера Раскина», согласно полицейскому длосьеи) длосьеи)

Азеф организовал более 30 террористических актов, осуществил убийства ключевых деятелей царского правительства, в том числе своих начальников: министра внутренних дел и шефа корпуса жандармов Плеве (которого считали главным организатором еврейского погрома в Кишинёве в 1903-м), генерал-губернатора Москвы, великого князя Сергея Александровича, петербургского градоначальника фон дер Лауница, главного военного паровльница

Именно Азеф инициировал ликвидацию Гапона как провокатора. И он же выдал весь состав эсеровского ЦК, да и десятки эсеров-боевиков.

Разоблачённый в 1908-м, убежал за границу, где и умер от болезни - через месяц после того, возок велицу.

Ударами своего предательства Азеф, словно молотобоец, наносил страшные пробоины Росства империны. Каждый взрыв или арест требовал всё большей и большей жестокости, ненависти, крови и от государио.

Неразговорчивый, мрачный, но чрезвычайно изощрённый, Азеф виртуозно, с бильярдным расчётом и нечеловеческой изворотливостью взрывал своих кураторов - и другой рукой тут же сдавал исполнителей. Единственный, кому Азеф оставался верным, был, наверное, дьявол, чей дух и почерк в бесконечерк в бесконечадвид кы

На могиле Азефа посадили куст шиповника - шыпшыны.

О Беларусь, мая шыпшына, зялёны ліст, чырвоны цвет. [1] Кто бы мог себе представить, что прёт из твоей прелой болотистой земли, что в твоей глубокой, покорной душе родятся Азеф, Дсейджиы.

Ночью у зарешёченного окна спецкомендатуры в Куплине, на полдороге между Лысково и Достоево, смотришь в бездну, полную далёких огоньков, - и думаешь: страшно стать Азефом.

Своя маленькая, как родимое пятнышко, деревенька Лысково есть в каждом белорусе.

Теребишь этой земли щепоть и ищешь содержание: чей ген победит? Поэта? Священника? Предателя.

А предать родного человека? Ближнего? Предательство Родины? Веры? Памяти?

На самом деле, мы предаём каждый день, и правда в том, что наши бесконечные маленькие и большие предательства становятся причиной духовной смерти многих и многих.

Кто может понять Азефа? Простить Азефа? Вырвать Азефа с самого дна своего сердца?

Павел Северинец написал этот очерк, находясь на «химии» в Куплине Пружанского района Брестской области, куда попал за активное участие в событиях декабря 2010 г. Перевод с белорусского выполнен по изданию: П. Севярынец. Беларуская глыбіня. Вільня: Логвінаў, 2014. Перевёл WR.

Другие тексты П. Северинца на нашем сайте:

«Беларусалим» (ещё один отрывок, в переводе на рус.)

[1] Начальная строка знаменитого стихотворения Владимира Дубовки (1925) – прим. пер.


Ver el vídeo: 1909 Evno Azef


Comentarios:

  1. Douzragore

    ¿Considera insignificante?

  2. Aswad

    Muchas gracias por la información, ahora no cometeré tal error.

  3. Benzion

    I beg your pardon that intervened ... I understand that question. Invito a la discusión.

  4. Erle

    Esto para ti ciencia.



Escribe un mensaje